Tecnología

Alan Mulally no dejará Ford para dirigir Microsoft

Escrito por Esther Macías

Mulally, uno de los candidatos con más posibilidades para ser elegido nuevo CEO de Microsoft en sustitución de Steve Ballmer, asevera que no abandonará la compañía de automoción por el gigante tecnológico.

Alan Mulally, consejero delegado de Ford, no abandonará la compañía de automoción de la que es consejero delegado, para irse a Microsoft. Así lo indicó él mismo ayer en una entrevista con The Associated Press y cuyas declaraciones recoge The New York Times. “Me gustaría acabar con la especulación del tema de Microsoft porque no tengo otros planes que servir a Ford”, aseveró el ejecutivo en la citada entrevista, en la que prefirió no desvelar si en algún momento había hablado con los responsables de la empresa de tecnología sobre si aceptaría el puesto de CEO o no.

En cualquier caso, con estas afirmaciones Mulally, uno de los candidatos que parecía tener más fuerza para convertirse en el nuevo líder de la empresa de Redmond, zanja todo tipo de especulaciones al respecto y queda fuera de las apuestas. Además de Mulally, Stephen Elop, exCEO de Nokia, cuyo negocio de móviles está en proceso de adquisición por parte de Microsoft, Paul Maritz, antiguo ejecutivo de Microsoft y Tony Bates, actualmente en la compañía son algunos de los nombres que se han barajado hasta la fecha para sustituir a Steve Ballmer, el actual CEO de Microsoft, que anunciaba el pasado mes de agosto que abandonaría la compañía en cuanto ésta tuviera al sucesor más idóneo. 

Un CEO que se elegirá en breve

John W. Thompson, miembro del consejo de directores de la compañía y responsable del comité de búsqueda del nuevo CEO, indicaba a mediados de diciembre en el blog de Microsoft que la decisión de quién liderará la empresa tecnológica en los próximos años está casi tomada. De hecho, afirmaba que el nuevo CEO se iba a dar a conocer a principios de este año 2014.

El comité de búsqueda del nuevo CEO ha analizado a 100 posibles candidatos de los que eligieron a varias docenas para entrevistar a fondo. Finalmente el comité se ha centrado en 20 ejecutivos de los que deberá elegir, como no podía ser de otra manera, a uno.

Seleccionar un nuevo líder para una compañía tan emblemática como Microsoft no es fácil; más aún si se pretende que el nuevo CEO sepa guiar con tino a la empresa de Redmond en el mundo post-PC que tantos quebraderos de cabeza ha dado a una empresa forjada en el entorno tradicional del ordenador personal que hoy está dejando paso a un escenario marcado por dispositivos móviles como los smartphones y las tabletas. Precisamente la adquisición del negocio de dispositivos móviles de Nokia por parte de Microsoft va en esta línea.

El propio presidente de Microsoft, Bill Gates, reconocía precisamente el pasado mes de noviembre en la cumbre de accionistas de la firma que la elección de un nuevo CEO no es fácil, pues requiere un perfil que gestione un “modelo de negocio complejo y que tenga la capacidad de liderar una organización muy técnica y de trabajar con talento tecnológico de primera línea”.

foto cc: Julia Gabriel

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.