Tecnología

Airbnb se adentra en el sector de los viajeros de negocios

Airbnb se adentra en el sector de los viajeros de negocios
Escrito por Redacción TICbeat

El portal de alquiler de alojamientos particulares se abre a una nueva franja de público que, según sus responsables, constituye ya un 10% de su clientela.

El intercambio de habitaciones y apartamentos y el couchsurfing ya no solo son una opción para los mochileros. También se han convertido en una alternativa para otro tipo de viajeros muy diferentes: los de negocios. Al menos así lo piensan en la compañía de alquiler e intercambio de alojamiento Airbnb, que ha decidido encaminarse en esta nueva línea de negocio.

Airbnb, que hace poco le dio una vuelta a su imagen corporativa y, con ella, a su planteamiento global como empresa, presentó ayer su nueva estrategia, orientada a aquellas personas que viajan por motivos de trabajo pero que ya están hartas de hoteles tradicionales.

Airbnb ya ha establecido alianzas en esta línea con otras compañías tecnológicas, como Evernote, la aplicación de organización personal, Lyft, de uso de vehículos compartidos, y Salesforce, especializada en el negocio cloud. También figura Concur, una compañía de reservas de viajes.

La web de Airbnb mostrará, de ahora en adelante (todavía no la hemos encontrado en su portal en España), una nueva sección, específicamente diseñada para los viajeros de negocios, a través de la cual los viajeros de negocios podrán buscar habitaciones, por ejemplo, a través de la aplicación de Concur.

Uno de los responsables de Airbnb, Chip Conley, explica, en declaraciones a Bits, el blog sobre tecnología del New York Times, que la compañía sabe desde hace tiempo que “casi el 10% de sus clientes son viajeros de negocios”, un sector en el que este tipo de alquiler de alojamientos se ha convertido en bastante solicitado.

¿Cómo reaccionarán a este nuevo movimiento cadenas hoteleras como Marriott o Hilton? Airbnb ya ha estado en el punto de mira en ciudades como Nueva York, donde las autoridades han cuestionado la legalidad de su sistema de alquiler de alojamientos particulares.

En cualquier caso, parece ser el inicio de una nueva etapa para Airbnb, que ha redefinido su proyecto en torno a un nuevo concepto, el de pertenencia, y que se prepara, con un equipo de investigación que trabaja en un software de procesamiento del lenguaje, para maximizar el aprovechamiento de todos los datos que la actividad de sus usuarios le aporta, de momento, con sugerencias basadas en nuestro contexto geográfico y, próximamente, con recomendaciones personalizadas.

“Tenemos todos estos datos que los demás no tienen: los patrones de viaje, los comentarios, las descripciones de los listados… Podemos saber mucho acerca de los barrios infiriéndolo de esos contenidos“, decía entonces Mike Curtis, vicepresidente de la compañía.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.