Tecnología

Airbnb impulsa su comunidad de alquiler de casas en España

airbnbLa startup de San Francisco Airbnb ha abierto oficinas en España para apoyar el desarrollo de su negocio en el que es uno de sus mercados que más rápido crece. La plataforma web permite poner en alquiler casas o habitaciones por un tiempo que va desde un día hasta meses. En 2011 los usuarios españoles reservaron más de 95.000 noches.

Airbnb se define como un servicio cuya misión es conectar a quienes quieren alquilar su casa o una habitación y quienes buscan alojamiento. El objetivo no es sólo lograr la comunicación entre las dos partes, sino que también implica la generación de un vínculo de confianza para que el intercambio se lleve a término.

La compañía empezó su andadura en el año 2008, partiendo de la idea de conseguir una habitación para asistir a unas conferencias, cuando los hoteles estaban llenos. La promoción llegó con la Convención Nacional Demócrata de la ciudad de Denver (Colorado) en el verano de 2008, cuando Obama aceptó oficialmente su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos.

En aquellos momentos en los que todo tipo de alojamiento estaba ocupado para presenciar el evento, el proyecto aprovechó para darse a conocer a gran escala. A partir de ahí, con una sólida financiación que llegaría algo más tarde, la plataforma comenzó a crecer y expandirse. La apertura de oficinas de Airbnb en España es un paso hacia delante para mejorar el sorpote en uno de los mercado que más ha crecido, hasta un 700% respecto a 2010, según datos de la compañía.

Experiencia de usuario

El servicio que Airbnb ofrece al usuario está basado en la búsqueda. Se permite tratar de encontrar un alojamiento simplemente tecleando un destino. Para ajustar más los resultados se puede indicar las fechas de la estancia y ordenar las ofertas por precio o reputación.

airbnb

El sistema de la plataforma se basa en la reputación. Los usuarios que han sido huéspedes son los únicos que pueden valorar y comentar sobre el alojamiento en el que han estado. Asimismo, los anfitriones pueden calificar a los clientes que han tenido en su propiedad. Además, la integración con Facebook permite saber si alguno de los amigos del usuario ha estado alojado en un sitio determinado y conocer su valoración. Esta característica pretende aportar mayor fiabilidad al sistema.

Las fotos que incluyen las casas o habitaciones están verificadas, según indica en la propia imagen. Fotógrafos profesionales contratados por Airbnb se encargan de realizarlas, con lo que se evitan posibles engaños.

Seguridad para el anfitrión y para el huésped

La diferencia con sitios como www.couchsurfing.org o www.hospitalityclub.org, aparte de la diversidad, es que Airbnb “involucra dinero y los otros no”, en palabras de Brian Chesky, CEO de la compañía. “Creemos que cuando el dinero está involucrado crea una especie de sistema justo, donde la gente puede consumir en el mismo ecosistema al que están surtiendo.”

“Nos gusta la estandarización y la eficiencia que aparece cuando se involucra al dinero”, apunta Chesky. Precisamente esta presencia económica es la que permite a la compañía tener un seguro que cubre hasta los 35.000 dólares, en el caso de que el anfitrión se encuentre su propiedad dañada al término de la estancia. Los actos de vandalismo han sido motivo de críticas, llegando a provocar éstas una crisis de imagen para Airbnb.

Para ofrecer seguridad al usuario Airbnb no entrega el dinero al anfitrión hasta un día después de que el huésped haya llegado a su destino. En el caso de que surja algún incidente y el alojamiento no esté disponible el pago se reembolsa. El servicio de atención de la compañía trabaja las 24 horas del día, por lo que puede buscar al usuario el sitio más cercano que se oferta en la web.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano