Tecnología

Airbnb busca soluciones al problema de los impuestos en Europa

Airbnb cobro impuestos propietarios Europa
Escrito por Lara Olmo

La plataforma de alquiler de pisos y habitaciones Airbnb se está reuniendo con un centenar de ciudades europeas para acordar un sistema de recaudación de impuestos a los propietarios.

Hace tiempo que en Airbnb preocupa el asunto del cobro de impuestos a sus usuarios. Concretamente están tratando de resolver el dilema, no de cómo ser un mejor anfitrión para conseguir más reservas, sino de cómo hacer para que los propietarios de los inmuebles paguen la correspondiente tasa impositiva cuando declaran ingresos por el alquiler de los inmuebles a través de su plataforma.

No se trata de un tema menor, y aunque supone un reto para la empresa tanto en EE.UU como en Europa, el viejo continente preocupa especialmente porque representa unas cifras muy importantes para la plataforma de home sharing.

Por ello, Airbnb se está reuniendo con más de 100 ciudades para ver posibles vías de recaudación de impuestos, siguiendo la línea que les ha permitido llegar a acuerdos con los reguladores de ciudades como París o Amsterdam. Así lo aseguraba recientemente precisamente en la capital holandesa el CTO de Airbnb, Nathan Blecharczyk, durante una conferencia de startups.

Tenemos una voluntad clara de trabajar con las ciudades en temas como los impuestos y la transparencia“, afirmaba.

Hasta ahora, la plataforma de alquiler ha cerrado acuerdos con 30 ciudades para recaudar impuestos en su nombre, a las que entrega un cheque al final de cada mes. Sin embargo, hay otros municipios con los que les está resultando especialmente difícil llegar a un acuerdo de este estilo.

Es el caso de Berlín, cuyas trabajas legales están empezando a restringir los alquileres de Airbnb. Aunque Blecharczyk se ha mostrado positivo: Compartir casa en Berlín cada vez es más habitual. Estoy seguro de que el problema acabará resolviéndose“.

Europa es una pieza clave en la red que ha construido la plataforma de alquiler de alojamientos particulares. En 2015 la región generó cerca de 3.000 millones de dólares en ingresos para sus anfitriones, y concentra a más de la mitad de los viajeros y a casi la mitad de sus propietarios, según Blecharczyk.

Mientras mantenga el sistema de recaudación de impuestos en nombre de las ciudades, Airbnb no dará a conocer cuánto aporta los gobiernos municipales la carga impositiva de sus propietarios, porque violaría la privacidad de sus usuarios, ha afirmado Blecharczyk.

Tratando de convencer a los municipios que todavía se resisten a trabajar con ellos, el CTO ha querido destacar el efecto positivo que está teniendo la plataforma en algunas ciudades, permitiendo a los turistas que conozcan zonas residenciales que estaban algo marginadas y a ahorrar en consumo de energía y agua durante sus estancias.

Vía | bloomberg.com

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.