Impresión 3D Tecnología

Adidas se marca como reto vender 100.000 zapatillas impresas en 3D en un año

La impresión 3D ha llegado a la moda y con aspiraciones nada pequeñas, a juzgar por las ambiciosas previsiones de Adidas para sus Futurecraft 4D.

Las posibilidades de la impresión 3D son muchas y muy variadas, desde la alimentación hasta la salud, pasando por la moda. En este último negocio, Adidas es una de las marcas más aventajadas en el camino hacia la fabricación aditiva, gracias a sus zapatillas con suela personalizada que se ajusta mejor al peso, manera de caminar y forma de nuestros pies.

La firma germana lleva publicitando durante bastante tiempo sus avances con esta tecnología -en la que colabora con la startup Carbon (financiada a su vez por Google y General Electric)-, pero ha sido esta semana cuando Adidas ha decidido dar el paso final en su evolución y confirmar el inicio de la producción en masa de sus innovadoras zapatillas. Cada una de las suelas de estas zapatillas tarda en producirse en torno a una hora y media, pero tanto Carbon como Adidas esperan que este margen de tiempo baje hasta los 20 minutos con la fabricación en masa.

Futurecraft 4D es el nombre comercial de esta nueva oferta de calzado deportivo, de la que Adidas espera vender unas 5.000 unidades en lo que queda de año y nada menos que 100.000 zapatillas el próximo curso.

Se trata de una cantidad ínfima en comparación con los 350 millones de calzados deportivos al uso que Adidas comercializa cada ejercicio. Pero, al mismo tiempo, se trata de la primera compañía en poner en las tiendas productos obtenidos mediante impresión 3D, ya que Nike, New Balance o Under Armour tan sólo están probando prototipos y ofreciendo sus modelos más avanzados a algunos deportistas que se encuentran bajo su patrocinio.

Adidas asegura que sus zapatillas fabricadas con impresoras 3D son igual de duraderas que sus modelos convencionales, mientras que su particular forma de creación permite ajustar todos los parámetros del calzado a las necesidades y preferencias de cada sujeto. Para ello, sus partners de Carbon emplean una tecnología conocida como Liquid Interface Production, con la que se fija la forma de una resina de polímero líquido a la plantilla mediante luz ultravioleta.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.