Tecnología

Acuerdo de patentes entre Microsoft y GoPro

GoPro

GoPro toma algo de aire fresco y lo hace gracias a una alianza estratégica con uno de los grandes, Microsoft, con el fin de colaborar en la transacción de patentes entre ambas compañías. El alcance del acuerdo es muy difuso, ya que sus términos exactos son confidenciales, pero sabemos que está relacionado con las patentes del “sistema de almacenamiento de archivos” y “otras tecnologías de sistemas”, sin mayor concreción.

Para Microsoft, esta alianza puede ayudarle al desarrollo de sus propios dispositivos (bien sean wearables, como relojes inteligentes, o incluso equipamientos médicos avanzados), así como a producir software específico para sacar valor de las cámaras de GoPro, como programas de edición de vídeo, add-ons para Windows que ayuden a los propietarios de estos dispositivos, una mayor sincronización entre las cámaras y otros equipos como tablets o smartphones con Windows 10, etc.

Siguiendo con las elucubraciones, GoPro sería la mayor beneficiada de las licencias en torno al almacenamiento, ya que le permitiría optimizar el tamaño que ocupan sus vídeos (normalmente de gran peso), facilitando que se graben más vídeos en el mismo espacio, a mayor velocidad y con menos errores.

GoPro no es la primera compañía con la que los de Redmond llegan a este tipo de acuerdo, ya que cuentan con una filial específicamente destinada a ello (Microsoft Technology Licensing). Esta empresa lleva desde diciembre de 2003 comprando, gestionando y licenciando las patentes del gigante del software a distintos partners, clientes e, incluso, competidores. En total, más de 1.200 acuerdos de licenciamiento avalan la trayectoria de esta filial.

GoPro atraviesa un momento crítico

Este acuerdo es un balón de oxígeno para GoPro, compañía que ha visto como sus acciones perdían el 90% de su valor en apenas un año y sus ingresos no llegaban ni por asomo para cubrir las expectativas de los analistas e inversores, casi tan altas como las alturas a las que algunos atrevidos usuarios emplean estas populares cámaras de acción.

No en vano,  GoPro experimentó un descenso destacable de sus ingresos, que en el último trimestre de 2015 se quedaron en los 435 millones de dólares, un 20% menos de lo previsto: 512 millones de dólares. Con todo ello, el pasado año GoPro facturó unos 1.500 millones de dólares y mantiene un flujo de caja estimado en 450 millones de dólares, una auténtica balsa para pasar con vida esta travesía por el desierto.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.