La actitud monopolística de Apple con los ebooks

appleEl Departamento de Justicia de Estados Unidos habría avisado a Apple, junto con otras cinco compañías editoriales, de una posible demanda que cursaría contra ellos por el precio de los libros electrónicos. Los seis habrían mantenido alto el precio de los ebooks deliberadamente, contribuyendo con su actitud monopolística a evitar la competencia.

Apple y cinco editoriales – algunas de ellas respaldadas por grandes compañías, como CBS o News Corp – han recibido un aviso por parte del Departamento de Justicia estadounidense. Las autoridades sostienen que su actitud está contribuyendo a mantener altos los precios de los libros electrónicos y, por tanto, impedir el libre crecimiento del mercado.

Ambas partes ya habrían tenido conversaciones al respecto. Las compañías han intentado que no se llegue a los tribunales, tratando de fijar un acuerdo con las autoridades, según recoge The Wall Street Journal. Si se llega a un pacto, éste podría afectar al conjunto de la industria editorial, no sólo a los implicados directamente en el asunto. La consecuencia principal sería el abaratamiento de los ebooks, según recuerda el diario estadounidense.

La Comisión Europea también ha estado investigando este caso. La Comisión Ejecutiva de la Unión Europea señaló en un comunicado que estaba valorando si las compañías “han estado involucradas en acuerdos ilegales o prácticas que tengan como propósito o efecto de restringir la competencia”.

Por qué son tan caros los ebooks

El artículo publicado en The Wall Street Journal explica las causas de lo que puede desembocar en un problema legal para las compañías implicadas. Y como no podía ser de otra forma Amazon, el líder indiscutible en el sector de los ebooks, está de por medio. Al empezar en este mercado, la firma de Jeff Bezos vendía algunos best-sellers por 9,99 dólares.

Amazon hizo esto para promocionar su Kindle y la venta de libros electrónicos. En ese momento su prioridad era dar salida a su dispositivo en el mercado. Podía hacer esto porque las editoriales habitualmente ceden los derechos de las obras para su explotación por la mitad del precio de un volumen físico. Sin embargo, pronto se dieron cuenta de que así se abarataba el producto y los consumidores ya no estarían dispuestos a pagar más dinero.

Otra de las preocupaciones de las editoriales fue que Amazon terminara de esta manera con el resto de la competencia, como Barnes & Noble, levantándose un monopolio, que permitiría a la compañía establecer los precios con independencia de los deseos del mundo editorial. Y aquí es donde entra Apple, que ofreció un acuerdo a las empresas a quienes ahora podrían acusar de monopolio, junto con ella.

Anteriormente a la salida del iPad, Steve Jobs, entonces CEO de Apple, propuso a las editoriales que ellas pusieran el precio de los libros. La firma de Cupertino se llevaría un 30% del total. Después, estas compañías llamarían a la puerta de Amazon para decirles que, o firmaban esas mismas condiciones, o no le proporcionarían más títulos.

Apple también se aseguró de que otras tiendas digitales no pudieran ofrecer un precio más barato que el fijado por la industria. Todo ello se encuentra detallado en la biografía oficial de Steve Jobs, escrita por Walter Isaacson.

Recientemente se supo que alrededor de 5.000 libros habían dejado de estar disponibles en la tienda de Amazon. No hubo acuerdo con las editoriales y el contrato existente hasta entonces no se renovó. En ese momento la organización Independent Publishers Group culpó a la compañía de comercio electrónico, acusándola de querer más beneficios.

En todo caso, Amazon ya ha dado pasos en la dirección de entablar acuerdos directamente con los escritores, sin pasar por las compañías editoriales.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top