Tecnología

999$ por secuenciar tu genoma y recibirlo en una app móvil

veritas_genetics_mygenome
Escrito por Marcos Merino

En 14 años, secuenciar el genoma humano ha pasado de costar 3.700 millones de dólares a menos de 1000. Un salto impresionante de efectos aún limitados.

Veritas Genetics fue una de las primeras empresas que ofreció, ya en 2015, la posibilidad de secuenciar un genoma individual por menos de 1000 dólares: concretamente, por 999, que incluyen no sólo el proceso de secuenciación, sino también el asesoramiento para interpretar el significado de los resultados para nuestra salud. Además, al contrario que lo ofrecido por otras compañías como 23andMe, Veritas Genetics ofrece una secuenciación completa de nuestro ADN, sin limitarla a ciertos campos destacados del mismo.

Casi una década y media antes, el primer intento de secuenciar la totalidad del genoma humano exigió una inversión de 3.700 millones. Ya en 2007, cuando esta técnica salió al mercado por primera vez, su precio se había reducido ya hasta los 350.000 dólares. Ahora, la tecnología ha dado otro paso más: manteniendo el precio anunciado el año pasado, Veritas Genetics ofrece la posibilidad de acceder a su producto Veritas MyGenome desde una app instalada en nuestro teléfono móvil.

Seamos cautos acerca de su repercusión

Sin embargo, por impresionante que parezca (y lo es) el avance científico que representan esta clase de servicios, no debemos exagerar su alcance, ni permitir que las personas desesperadas se lleven a engaño: secuenciar nuestro genoma sólo sirve para revelar nuestra predisposición genética a ciertas enfermedades, no para curar éstas.

Por supuesto, no debemos minimizar la utilidad de disponer de esa información, en la medida en que puede ayudar al paciente a tomar decisiones. El ejemplo más popular quizá sea el de Angelina Jolie, que optó por someterse a una doble mastectomía cuando supo que poseía el gen BRCA-1, que predispone a sufrir cáncer de mama (la enfermedad que mató a su madre 6 años antes). Pero, en lo que respecta a la curación, la única esperanza realista es que, con el tiempo, la accesibilidad para secuenciar nuestro genoma permita avances en el campo de la medicina personalizada.

Vía | TechCrunch

Imagen | Veritas Genetics

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.