Tecnología

8 de cada 10 empleados utiliza aplicaciones SaaS no autorizadas por el área de TI

Escrito por María Almerge

Un 35% de las aplicaciones de software como servicio que se usan en las empresas no han sido autorizadas por el área de TI con los riesgos de seguridad que ello conlleva, según un informe de McAfee. Microsoft Office 365 es la solución más utilizada sin autorización.

En los últimos años las nuevas tecnologías de la información que han ido proliferando están provocando grandes cambios en el mundo empresarial. Vivimos en un entorno profesional muy competitivo, en el que las compañías buscan las mejores fórmulas para optimizar sus márgenes y en el que los empleados se sienten cada vez más presionados en la consecución de resultados y con miedo a perder su empleo. En este escenario los trabajadores buscan las mejores herramientas para conseguir sus objetivos y hacer su trabajo de forma más ágil. Precisamente por ello un modelo de suministro de TI como cloud computing, que facilita el acceso a herramientas desde cualquier lugar del mundo con conexión a Internet, aumentando la productividad y efectividad laboral, está calando con fuerza en el mercado.

Como consecuencia de ello, la descarga de aplicaciones SaaS (software como servicio) que ayudan a los profesionales a hacer un trabajo más fructífero se ha incrementado entre los trabajadores. El problema es, según revela un estudio realizado por McAfee, que un 35% de estas aplicaciones SaaS no están autorizadas en las empresas y contribuyen a la tendencia de Shadow IT o informática en la sombra. Se trata de un concepto (acuñado por Forrester) que consiste en usar las aplicaciones o soluciones de tecnología en una organización que no han sido aprobadas por el departamento informático o que se han obtenido sin cumplir las normativas correspondientes.  Una práctica que llevan a cabo tanto empleados como partners o proveedores y que es especialmente aguda entre los propios miembros de las áreas de TI. De hecho, según el citado informe, los profesionales de TI son más proclives al Shadow IT (83%), que el resto de empleados (81%).

Más del 80% de los empleados admite utilizar aplicaciones no autorizadas por el equipo de TI de la empresa en su trabajo. Y, como adelantábamos es precisamente el personal de TI el que más utiliza estas aplicaciones SaaS en la sombra: el 39% de los profesionales de TI lo hacen y el 18% creen que las restricciones de TI dificultan su trabajo en muchas ocasiones.

En cuanto a las aplicaciones de software como servicio más utilizadas sin autorización, Microsoft Office 365 está a la cabeza con un 9% de empleados que la usan de este modo, seguida por Zoho (8%) Linkedln (7%) y Facebook (7%). El problema radica, añade el informe, en que al menos un 15% de los usuarios han tenido algún problema relacionado con la seguridad, acceso o riesgo mientras utilizaban estas aplicaciones SaaS.

Cómo mitigar los riesgos

En vista de la productividad que estas aplicaciones brindan, McAfee estima que el mercado del SaaS crecerá hasta un 16% sólo en Norteamérica y alcanzará un valor de 23.500 millones de dólares en 2017. Por eso, recuerda la compañía, la necesidad de que los directivos de las empresas y sus departamentos de TI trabajen juntos para crear las normativas adecuadas e implementar planes BYOD (bring your own device) es apremiante. Las empresas deben ser conscientes de que el hecho de que sus empleados adopten aplicaciones sin los controles adecuados puede acarrearles brechas de seguridad, pérdidas de datos, etc. Por todo ello, la firma recomienda el uso de soluciones que monitoricen de forma transparente aplicaciones SaaS y otras formas de tráfico web, aplicando las normativas de la empresa, sin que esto afecte a los empleados en el desempeño de su trabajo. “Esto no solo permite un acceso seguro a aplicaciones SaaS, sino que también encriptará información sensible, prevendrá pérdida de datos, protegerá del malware, y permitirá al departamento de TI hacer cumplir las políticas y normativas”, señalan desde la compañía.

 

Sobre el autor de este artículo

María Almerge