Tecnología

75 años de xerografía

Escrito por Esther Macías

La xerografía, la técnica más utilizada para imprimir documentos en las oficinas, cumple 75 años. Xerox, la compañía que popularizó esta tecnología, está también de aniversario: hace 50 años que aterrizó en España.

La xerografía, término que proviene del griego xeros, ‘seco’ en español, y grafos, que significa ‘escritura’, y que constituye el método de impresión de documentos más utilizado en las oficinas, cumple 75 años de vida, curiosamente en la misma semana en la que también se celebra el Día sin papel. Esta tecnología, en la que se sustentan las fotocopiadoras, impresoras láser e impresoras digitales de producción, vio la luz el 22 de octubre de 1938 gracias a su ‘padre’, Chester Carlson, el físico que inventó este nuevo proceso de impresión que emplea electrostática en seco para la reproducción o copiado de documentos o imágenes.

A Carlson se le ocurrió el invento, de hecho, por necesidad: buscaba la forma de agilizar la copia de documentos cuando trabajaba de asistente para un abogado de patentes. No obstante, el invento no se habría extendido, o no como lo conocemos hoy, si no fuera porque en 1947 la empresa neoyorquina The Haloid Company se decidiera a adquirir los derechos para desarrollar y comercializar la xerografía. Empresa, por cierto, que en 1961 pasaría a llamarse Xerox y que lanzaría su propia copiadora automática de papel para oficinas, la popular Xerox 914, convirtiéndose en una firma mítica en el ámbito de la impresión. Un mercado está abocado –lo está haciendo ya– a una transformación ante la tendencia lógica de imprimir menos.

Primera copia realizada gracias a la xerografía.

50 años de Xerox España

Pues bien, en estos días en los que la xerografía está de aniversario también lo está la filial de Xerox en nuestro país: el próximo mes de noviembre hace 50 años que la firma se estableció en España. Precisamente sobre la evolución de la xerografía, de la filial española, del futuro de la impresión y de la reinvención de una compañía que está diversificando su negocio hacia los servicios profesionales ante la inevitable caída del mercado de impresión reflexionaba Paloma Beamonte, presidenta de Xerox España, ante un grupo de periodistas, en un evento para conmemorar el aniversario de la compañía.

Primera máquina copiadora de Xerox.

Beamonte se mostraba orgullosa de su empresa, “una firma de cantera” –no en vano la propia Beamonte comenzó su carrera en Xerox como azafata de SIMO– en la que el promedio de permanencia de sus empleados es de 15 años –la presidenta lleva 23, aunque el récord lo ostenta Manuel Fernández, coordinador de Tesorería en la Dirección Financiera, que este año cumple 43 en la filial–. Una compañía de la que Beamonte destaca varios hitos: “Primero la decisión de Haloid de apostar por la xerografía, después, cuando la empresa ya era Xerox, de abordar la internacionalización, un objetivo que logró ampliamente consiguiendo estar presente en 160 países en unos 20 años, teniendo en cuenta la dificultad que entonces suponía realizar una expansión internacional. Y, finalmente, la adquisición del grupo ACS, destacada empresa de BPO (Business Process Outsourcing o externalización de procesos de negocio) sobre todo en Estados Unidos, donde atesora al 95% de sus clientes (Apple entre ellos, ya que le gestiona su call center) en febrero de 2010, que conformaría el área de Xerox Services de la compañía, en la que la firma se está apalancando para crecer. “Compramos ACS porque sabíamos que la impresión iba a decrecer“, reconoció Beamonte, quien sentenciaba: “El mercado va a dejar de imprimir. Se quiere dejar de imprimir“. Beamonte señaló que mientras que en las oficinas, no obstante, “se sigue imprimiendo mucho, en el entorno de impresión centralizado (es decir, facturas, etc.) se imprime ya menos gracias al auge de la factura digital, etc.”.

Aun así, para Beamonte, aún quedan años de impresión: “Estamos entre la generación puente entre los inmigrantes digitales y los nativos digitales, así que aún se seguirá imprimiendo, pero va a menos y nos tenemos que adaptar, por eso en Xerox estamos haciendo mucho negocio precisamente en digitalizar”.

De facilitar la impresión a ayudar a la digitalización

La empresa se está reconvirtiendo en un facilitador de la digitalización de documentos en las empresas. “Ayudamos a las empresas en su proceso de digitalización, las orientamos para que optimicen su impresión y automatizamos sus procesos”, afirmó Beamonte, quien no dudó en señalar que gracias a esta reorientación del negocio y a la apuesta por los servicios profesionales con la compra de ACS “a Xerox al menos le quedan otros 50 años más”.

Paloma Beamonte, presidenta de Xerox España.

“Desde Xerox Services gestionamos los recursos humanos y los empleados expatriados de muchas empresas –indicó la directiva– además de realizar outsourcing de procesos financieros”. El centro desde donde se ofrecen estos servicios a toda Europa y en 11 idiomas está ubicado en Barcelona. “Un 25% de nuestro negocio está en Barcelona”, reveló Beamonte, quien reconocía, por otra parte, que desde la corporación se han mostrado “preocupados” por “el tema catalán”.

En cualquier caso Xerox está pasando de ser una empresa de producto a una de servicios. “En el segundo trimestre de nuestro ejercicio el 55% de nuestro negocio provenía de servicios y el 45% restante de tecnología, y esta cifra está en aumento”, señalaba la presidenta, quien afirmó que esta evolución requiere “una gestión del cambio importante y un reto cultural para la empresa y toda la cadena de valor”.

Expectativas de futuro

Después de unos años complicados en los que la crisis y la caída del mercado de impresión han hecho mella en los resultados de la filial (que supone un 7-8% del negocio de Xerox Europa), Beamonte se mostró optimista de cara al futuro. “En 2014 toca crecer. Muchas empresas ya necesitan renovar sus equipos. En 2013 no creo que lo logremos, pero mantendremos nuestra facturación y beneficio”. Crecer en cuota de mercado en España (donde, según Beamonte, Xerox tiene entre un 10 y un 14%), abordar el mercado pyme y consolidar el negocio de servicios serán los próximos retos de la compañía.

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.