Tecnología

Fallos comunes en el posicionamiento SEO que no debes cometer

Te hablamos de algunos de los fallos más comunes en el posicionamiento SEO

Un mal posicionamiento SEO puede ser el origen de muchos de tus males. Adaptarte al a los complejos algoritmos de Google, optimizar tus contenidos y huir de los errores contribuirán a tu subida en el ranking de los buscadores.

En el SEO es importante seguir de cerca los cambios implementados por Google -conociendo los factores más determinantes para escalar posiciones, así como las prácticas penalizadas- estudiar las tendencias más recientes, favorecer tu posicionamiento local o sentar los pilares de tu estrategia internacional. Pero, ¿qué hay de los fallos? ¿Conoces las conductas erróneas en torno al SEO que pones en práctica en tu página? 

6 consejos para mejorar el SEO de tu blog

Lo primero que debes saber es que ninguna técnica es mágica y los resultados SEO no son ni mucho menos inmediatos, sino el fruto y el esfuerzo de un camino largo, contenidos de calidad y una estrategia coordinada entre todos los miembros del equipo. Los cambios de dirección bruscos o los intentos de engañar a Google siempre se saldan con resultados desastrosos.

A continuación, conoce algunos de los fallos más recurrentes que las páginas web cometen en su intento por tener un mejor posicionamiento en buscadores.

5 errores habituales en torno al posicionamiento SEO

  1. Tu sitio carga lento: Este es un factor cada vez más importante para Google, ya que una velocidad lenta incide en una experiencia negativa de usuario. Si deseas testear la de tu web, puedes probar la herramienta gratuita denominada PageSpeed Insights. En ella obtendrás una puntuación sobre 100 y consejos expertos para que puedas mejorarla. Los principales motivos de que las páginas carguen mal y lento son el excesivo peso de las imágenes, el contenido duplicado o la ausencia de almacenamiento en caché. Puedes ampliar tu conocimiento en este campo leyendo el siguiente artículo.
  2. Contenido plagiado o duplicado: Google detesta el Corta y Pega, y valora especialmente la calidad y originalidad de los contenidos que publicas, imprescindibles para aumentar tu índice de autoridad y posicionarte como un experto en tu sector. La extensión de los mismos también es importante, ya que cada vez tiene mayor relevancia el contenido más largo, y la calidad por encima de la cantidad de páginas. Céntrate en ofrecer información de valor, inédita y bien estructurada, con fuentes referenciadas y un estilo atractivo y centrado en el usuario. 
  3. Errores ortográficos o materiales: Aunque pueda parecer obvio, existen muchos sitios web que no cuidan ni revisan estos aspectos fundamentales para una buena lectura y una distinción de calidad, obteniendo así una pésima reputación digital y perdiendo por el camino a aquellos internautas interesados que encontrarán dificultades para consumir sus contenidos. Recuerda que el SEO camina hacia la semántica y la búsqueda de la satisfacción de los usuarios, resolviendo las necesidades tras sus búsquedas.
  4. Olvidar el atributo ALT en las imágenes: Un buen etiquetado de imágenes es fundamental, ya que otorga muchos puntos para que Google considere tu contenido bien estructurado y válido para un posicionamiento alto. Si no adjuntas un atributo, las imágenes resultarán invisibles para los motores de búsqueda, por lo que debes recordar optimizarlas siempre para que sean indexadas por Google. 
  5. No utilizar enlaces internos: Relacionar tus páginas es imprescindible para que los motores te encuentren, dado que estos enlaces indican a los robots que dichas páginas son importantes dentro de tu sitio web. Para ello, intenta que los links internos sean una constante en tus publicaciones, eligiendo anchor text variados que no sean siempre alusivos a las mismas palabras clave. Además, de esta manera, contribuirás a que los usuarios amplíen la información de cada artículo. 

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.