Tecnología

6 suposiciones erróneas que perjudican al diseño de tu app

Te contamos qué suposiciones debes hacer a la hora de desarrollar una app

Muchos diseñadores de apps cometen errores al usar técnicas de diseño que son efectivas para otros medios de comunicación pero no para las aplicaciones móviles. Te contamos seis suposiciones que pueden suponer el fracaso de tu creación si no tienes cuidado.

Para el diseño de apps es fundamental tener en cuenta los nuevos patrones de interacción de los usuarios, su gesto, las tendencias crecientes y las novedades técnicas en torno a los dispositivos que albergarán dichas aplicaciones móviles.

Cómo monetizar aplicaciones móviles y ganar dinero con ellas

Un análisis meticuloso de cómo será el uso de tu aplicación móvil y el rechazo de las suposiciones previas que puedan perjudicarte es clave para cosechar un mayor éxito. Echa un vistazo a los siguientes supuestos que pueden perjudicarte.

6 suposiciones que pueden acabar con el éxito de tu app

  1. Los usuarios siempre tienen que crear una cuenta: Desde la perspectiva del usuario, es tedioso en ocasiones invertir una fracción de tiempo en la creación de una cuenta. Una opción es brindar la posibilidad de registrarse como invitado, o proporcionar opciones limitadas a los que no se creen cuenta. Es mejor mostrar primero el valor de la aplicación para que sea el consumidor quien tome la determinación de contar con ella.
  2. Los usuarios precisan un tutorial para conocer los beneficios de la app: Es mejor que dispongan de un menú de ayuda acompasado a sus movimientos para ayudarlos a comprender el funcionamiento de la aplicación, que por otra parte debe ser lo más intuitiva posible. 
  3. Asumir que lo que funciona para una aplicación funciona para otra: Los propios patrones de interacción común siempre deben evaluarse a la luz de las circunstancias específicas de cada aplicación. Es fundamental que contextualices la disposición de todos y cada uno de los elementos de la app, desde los campos desplegables, la disposición de los logotipos o los gráficos de carga. 
  4. El diseño de una aplicación es totalmente ajeno al de la versión de escritorio: Muchos usuarios esperan encontrar ciertos patrones de interacción y una interfaz similar y cómoda para las versiones móviles, puesto que pueden frustrarse. Por supuesto, es necesario adaptar todo, desde los tamaños de fuente a los elementos del menú para lograr una óptima experiencia de usuario desde la app. 
  5. Mostrar la carga sin indicar el progreso o el tiempo: Muchos iconos de carga por defecto tienen, en realidad, connotaciones negativas en los usuarios. Utilizar marcadores de posición -algo que hace Facebook-, ocultar la carga o sugerir este contenido de forma más natural.
  6. Los usuarios permitirán notificaciones de diálogo con el primer uso: Los usuarios de apps son celosos de su privacidad y pueden sentirse invadidos si son bombardeos por mensajes innecesarios.  

 

Vía | The Next Web

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.