Tecnología

50 aniversario del mainframe de IBM

Mainframe de IBM, System /360. Este modelo fue utilizado por la NASA en los años 60
Escrito por Iván Durán

Hace 50 años salió al mercado el primer mainframe de IBM. Esta computadora centralizada que el Gigante Azul ha ido evolucionando con los años cambiaría por completo los procesos transaccionales en las grandes empresas. La mayoría de éstas, de hecho, sigue utilizándolo.

El 7 de abril de 1964, exactamente hace 50 años, IBM presentó la primera familia de productos mainframe. El mainframe o “computadora centralera un ordenador grande (ocupaba una habitación entera), potente, caro (sobre todo de mantener) y capaz de procesar una gran cantidad de datos. Este tipo de máquinas es utilizado, aún hoy en día (en versiones más recientes de la plataforma, con muchas menos necesidades de espacio y energía) por las grandes empresas de todo el mundo, en especial, en el mundo de la banca. Por sus características los mainframes son idóneos para procesar grandes transacciones, para ejecutar aplicaciones de banca, hacienda y mercado de valores, y de aerolíneas y tráfico aéreo, además de ser el centro neurálgico de todo tipo de grandes compañías con un volumen da facturación elevado.

Historia del mainframe de IBM

El mainframe es una parte esencial de la historia de IBM. Es en 1964 cuando IBM introduce en el mercado el System/360 como una nueva generación de equipo de computación. Más tarde, en el año 1969 se produce el primer gran acontecimiento en el que mainframe del Gigante Azul tuvo un papel destacable: la llegada del hombre a la Luna. Este suceso se produjo gracias, en gran parte, a la tecnología de los System/360 y otro software y sistemas de almacenamiento de la compañía. 

En 1970 ya se habían producido más de 300 patentes relacionadas con la estructura System/360. Un año más tarde IBM repartiría más de 1.300 ordenadores de este modelo alrededor del mundo y en 1979 introdujo en el mercado el Universal Product Code. Metidos ya en la época de los 80, IBM lanzó el primer procesador 3081, lo que supuso que los mainframes de la compañía precisaran menos espacio, necesidad de refrigeración y energía.

Con el rápido crecimiento de los ordenadores personales en la época de los 90, también impulsados por IBM, muchos expertos creyeron que los mainframes acabarían desapareciendo. No obstante, IBM presentó entonces en 1993 18 nuevos modelos de procesadores ES 9000. En 1995 el mainframe cambió de procesador y estableció con él un nuevo camino a la tecnología moderna, el CMOS. Para acabar con la década de los 90, se presentó el System/390, que rompió la barrera de los 1.000 MIPS.

En el siglo XXI IBM continuó evolucionando esta tecnología y en el año 2000 presentó los servidores zSeries. Sería en 2001 cuando, con los servidores zSeries 900, se alcanzó el récord de 3.850 transacciones procesadas por segundo. Un récord que se superaría en 2005 con el System z9, capaz de procesar mil millones de transacciones por día. Un sistema que se renovaría de nuevo con las versiones Entreprise Class y Business Class de la plataforma. En 2007 apareció el Big Green de IBM con la finalidad de reducir en 80% el consumo de energía en cinco años. Y con el lanzamiento del System z10 se rompió el récord de 1.000 MIPS establecido por IBM en 1998.

En definitiva, el mainframe se ha reinventado constantemente en los últimos 50 años, mejorando su rendimiento en un 78,000% y aumentando su capacidad 786.000 veces. Además, ha ido mejorando y adaptándose a nuevas tendencias como cloud, al mundo de la analítica, a la seguridad y a la movilidad.

Sobre el autor de este artículo

Iván Durán

Nacido en Madrid allá por el 1992. Periodista formado en la Universidad Rey Juan Carlos de Fuenlabrada. Aprendiendo a redactar y especializándome en contenidos tecnológicos en TICbeat