Tecnología

5 razones por las que más tráfico puede significar menos ventas en una tienda online

No obligues a los usuarios a registrarse en tu tienda online o perderás conversión

Si aumenta el tráfico de una tienda online pero las conversiones no lo hacen, es que algo funciona mal en la ecuación. Te damos cinco claves para solucionar esta situación.

En el cada vez más concurrido mercado de los servicios y las tiendas online, dos son los factores que más preocupan a los gestores de estos portales cuando ponen en marcha sus campañas de ventas o diseñan su estrategia de posicionamiento en la Red: atraer tráfico hacia su web y convertir esas visitas en beneficios.

Si bien conseguir una buena posición en buscadores mediante el trabajo con SEO y capturar visitantes por medio de acciones de marketing digital puede ser una misión titánica; más todavía lo es conseguir que ese tráfico acabe comprando un producto o haciendo click en un formulario de generación de leads. Pero, más allá de excusas de todo tipo, lo cierto es que si el tráfico está subiendo pero las ventas no lo hacen, algo está yendo terriblemente mal.

¿Cuáles son los factores que pueden explicar esta dicotomía? Recopilamos cinco posibles que causan la pérdida de potenciales conversiones en un portal web y las fórmulas disponibles para resolver estos problemas.

1. Una mala descripción de la página principal: El diseño de la página de inicio y el texto que en ella se muestra es esencial para lograr una buena tasa de conversiones. Muchos portales no tienen mensajes o descripciones claras, en las que se explique sencillamente cuál es el propósito del negocio y los productos que se ofertan. El remedio es, precisamente, la simplicidad: incluir toda la información relevante en la parte superior del site, con un lenguaje directo y fácil de comprender.

2. El tráfico captado es incorrecto: Conseguir una gran cantidad de visitantes no es suficiente para garantizar una gran cantidad de ventas: la calidad de los mismo es igualmente esencial. No en vano, podemos estar creando campañas de marketing que atraigan a usuarios interesados en nuestros servicios, pero no lo suficiente para comprarlos. ¿La respuesta a este problema? Comprobar de inmediato la relevancia del tráfico que recibe la tienda online con herramientas como Google Adwords y refinar las campañas de generación de tráfico añadiendo palabras clave negativas.

3. Falta de confianza: Una pequeña tienda online no goza de la confianza y el beneplácito del que gozan las grandes plataformas como Amazon o El Corte Inglés. Por eso, los portales de nicho o con menor trayectoria deben hacer un esfuerzo extra para conseguir que sus visitantes confíen en la calidad y eficiencia de los servicios y productos ofertados en la web. En ese sentido, la apariencia de la tienda y la experiencia del consumidor son esenciales para que no desconfíe al entrar en una tienda con apariencia ‘amateur’. Asimismo, siempre es recomendable contar con un certificado SSL que permita el envío de datos seguros, herramientas de comunicación fáciles y directas entre la marca y los clientes; además de algún sello de calidad que garantice nuestra fiabilidad.

4. Desconexión entre las palabras clave de los anuncios y la web: Al utilizar anuncios pagados para impulsar el tráfico, es posible que las palabras clave no reflejen con exactitud el contenido de su página o el producto que se está vendiendo. Si eso sucede, perderemos a una gran parte del público que hayamos atraído hacia nuestra web. Para evitarlo, debemos asegurarnos de que todos nuestros anuncios de Google o cualquier otro proveedor están bien relacionados con las ‘keywords’ que caracterizan nuestro portal.

5. No existe un ‘call-to-action’: Un error bastante estúpido, pero no por ello menos frecuente, es olvidar incluir un CTA (‘call-to-action’) en el lugar correcto de la web o colocarlo de tal forma que no destaque ni sea atractivo para los visitantes.

Vía: Business2Community

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.