Tecnología

5 navegadores para mantener tu privacidad online

Tecnológicas modificarán su política de privacidad el año que viene, según IDC
Escrito por Marcos Merino

La preocupación de los internautas por su privacidad es una tendencia en aumento, pero ya existen herramientas para darle respuesta.

La preocupación de los internautas por su privacidad es una tendencia en aumento, y ya existen herramientas para darle respuesta:

Tor Browser (Windows, Linux, Mac)

Este navegador es una modificación del mucho más conocido Mozilla Firefox, preconfigurado para acceder a la red Tor, lo cual nos permite realizar la navegación de forma anónima. Técnicamente Tor Browser no se instala, sólo se descomprime en una carpeta que, por defecto, se sitúa en el Escritorio (y en ella se depositan los archivos que podamos descargar durante la navegación), lo cual permite no dejar rastro en el sistema de su uso.

Tor Browser (que, recordemos, cuenta con el respaldo del propio proyecto Tor) se instala junto a tres complementos de Firefox destinados a reforzar nuestra privacidad (Torbutton, NoScript y HTTPS-Everywhere), y aunque el usuario es libre de instalar en Tor Browser cualquiera de los miles de complementos del navegador de Mozilla, no es recomendable si no deseamos abrir un agujero de seguridad para nuestros datos.

Epic Privacy Browser (Windows, Mac)

Si Tor Browser es una versión modificada de Mozilla Firefox que pone el acento en la privacidad, Epic Privacy Browser cumple ese mismo rol con respecto a Chromium (el navegador de código abierto en que se basa también el líder del mercado de navegadores, Google Chrome).

En este caso no se pone el acento en la navegación a través de Tor (aunque nada impide configurar Epic para usar dicha red), pero sí se centra en encriptar la conexión (siempre que sea posible) y en bloquear anuncios, widgets sociales y cookies/scripts de seguimiento.

Se diferencia de Chrome en que no admite extensiones ni plug-ins, y en que una vez instalado, como es lógico, deberemos renunciar a comodidades como el almacenamiento de contraseñas, los formularios autocompletados, y el guardado de historial y caché… pero son pequeños sacrificios necesarios para dotar de un entorno más seguro a nuestros datos digitales sensibles.

Los navegadores de Comodo (Windows)

Comodo es una de las compañías más relevantes en el sector de la seguridad informática (quizá conozcas su suite anti-malware Comodo Internet Security, o su cortafuegos para el usuario doméstico, Comodo Firewall). Menos conocido es el hecho de que creó y mantiene 3 navegadores diferentes con funciones específicas de protección de la privacidad.

Comodo Dragon: como Epic Privacy Browser, se basa en el código de Chromium, al que incorpora una serie de herramientas propias de Comodo como validación SSL propia (cada sitio web cuenta con un certificado SSL validado por Comodo), comprobación de seguridad del contenido (también propia, aunque Google Chrome cuente ya con una función similar) y su propio servicio de DNS encriptado. Por su parte, el bloqueo de cookies, scripts y contenidos similares es equiparable al del Epic Privacy Browser (excepto en el detalle de no aceptar plugins y extensiones). Sin embargo, cuenta con dos inconvenientes: uno es que sólo está disponible para Windows 7 y versiones más antiguas, y el otro que ha recibido críticas por su agresiva política de recomendación de servicios de la compañía desarrolladora. Ambos inconvenientes se solventan en su sucesor…

Comodo Chromium Secure: Comodo propone este navegador para las versiones más recientes de Windows. Todas las características positivas de Comodo Dragon están ahí, pero la omnipresencia de la marca Comodo se ve notablemente reducida, y se ha buscado que el software cuente con una interfaz mucho más similar al de nuestro querido y conocido Google Chrome.

Comodo Dragon Ice: similar al Comodo Dragon, pero basado en Mozilla Firefox. Como aquél, sólo está disponible para versiones por debajo de Windows 8, aunque en este caso no cuenta con sucesor basado en el código de Mozilla.

Imagen | g4ll4is

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.