Tecnología

5 gráficos de Statista que explican el ‘boom’ del Big Data

HPE presenta una arquitectura de computación para la era del Big Data

A través de cinco sencillas gráficas podemos darnos cuenta de la realidad inmensa que el Big Data está abriendo delante de nuestras narices. ¿Qué segmentos tendrán el mayor crecimiento? ¿Cuánto dinero moverá esta industria? Te lo contamos…

No es necesario explicar el significado del término Big Data: esa gran explosión de datos que conforman un lago de información inmenso, capaz de transformar todas las industrias mediante servicios más eficientes, productos más personalizados y propuestas que anticipan incluso lo que podremos querer en un futuro.

Tampoco hace falta que ahondemos en cómo esta tendencia se relaciona íntimamente con otras tecnologías en pleno auge durante nuestros días, como son la inteligencia artificial, la analítica de datos (en estos dos casos, como consumidoras de ese ‘oro digital’ que son los datos) o el Internet de las Cosas (como fuente de ingentes volúmenes de datos).

Tendencias en Big Data para 2018

Pero todo ello no hace que sea baladí poner números a todo este fenómeno. Solo así se percibe la extraordinaria magnitud del desafío -y al mismo tiempo oportunidad- que el Big Data supone en estos momentos. Y lo que nos espera. Así al menos lo intentaremos mostrar en este artículo, ayudándonos de cinco gráficas clave de Statista.

La primera de estas estadísticas refleja la previsión de que los ingresos del mercado de Big Data en todo el mundo para software y servicios aumenten de 42.000 millones de dólares en 2018 a 103.000 millones en 2027, lo que supone una tasa de crecimiento anual compuesta del 10,48%. Cifras muy similares a las de Wikibon, quien estima que el mercado mundial de Big Data está creciendo a una tasa compuesta anual del 11,4% entre 2017 y 2027, pasando de una facturación de 35.000 millones de dólares a 103.000 millones para dentro de nueve años.

Aterrizando estos datos, en esta ocasión apoyándonos en la consultora StrategyMRC, vemos como el mercado de Hadoop y Big Data crecerá de los 17.100 millones de dólares anotados en 2017 a los 99.310 millones proyectados para 2022. Supone, de acuerdo a esta firma, de un crecimiento anual del 28,5%, aunque este ritmo se acelerará notablemente entre 2021 y 2022, cuando se espera que el mercado aumente 30.000 millones en ingresos en apenas un curso.

Igualmente, se prevé prevé que el negocio asociado a las aplicaciones y análisis de Big Data crecerá de los 5.300 millones de dólares de 2018 a aproximadamente 19.400 millones en 2026. O, lo que es lo mismo, hablamos de una tasa de crecimiento anual del 15,49%. Son datos, en este caso, de Wikibon, también recogidos por Statista.

En la gráfica superior podemos establecer una interesante comparación entre la demanda mundial de análisis avanzados y hardware, servicios y software relacionados con Big Data. Y el predominio de esta última categoría es más que evidente: se estima que el segmento de software aumentará a velocidad de crucero, desde los 14.000 millones registrados en 2018 a más de 46.000 millones para 2027. ¿Qué ritmo de crecimiento es ese? Nada menos que del 12,6% en tasa anual compuesta.

Por último, pero no menos importante, se prevé que las plataformas almacenamiento y analítica de datos no relacionales sean la categoría tecnológica de más rápido crecimiento en la arena del Big Data, creciendo anualmente en torno al 38,6% entre 2015 y 2020. Las plataformas de software cognitivo (23,3% de variación anual compuesta) y analítica de contenido (17,3%) completan este particular podio.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.