Tecnología

4 claves para el SEO on-page

web
Escrito por Marcos Merino

Cuidar el contenido y funcionamiento de nuestra web es más útil que cualquier estrategia de creación artificial de enlaces.

Miles de empresas gastan miles de euros de su presupuesto SEO en estrategias de linkbuilding para conseguir enlaces de calidad (y en cantidad). Esto es lo que se conoce como “SEO off-page”, pues no depende de la propia página que queremos posicionar.

Sin embargo, muchos especialistas SEO defienden que lo que te hace subir en los rankings de Google o Bing son las estrategias de SEO on-page, en la que optimizamos directamente el contenido y funcionamiento de la web. Repasemos algunas de ellas.

“¡El contenido es el rey!”

Ok, estamos hartos de oír esto: llevamos dos años en los que esta frase ha sido un mantra, repetido una y otra vez. Pero eso no lo hace menos cierta, por otra parte. Pensemos que los enlaces a nuestra página pueden desaparecer o ser devaluados en cualquier momento por Panda, Penguin, o la actualización del algoritmo de búsqueda que toque en cada momento. (Es decir… ¿dónde están ahora todos aquellos que se pusieron en manos de los directorios y redes comerciales de enlaces?).

Sin embargo, nuestro contenido (de texto, imagen, o vídeo, todo posiciona) es nuestro y sólo nuestro. Y por fortuna, Google detecta cada vez mejor a los ladrones de contenido, así que es bueno seguir este consejo:

Dedica más tiempo en dar razones para que la gente visite tu web para ver el contenido, original y de calidad, que ofreces.

El contenido no es sólo texto

Sí, lo acabamos de recordar. Pero una vez más no está de más: cuando los robots de búsqueda rastrean una web, no ven imágenes, sólo código. Más concretamente los atributos “alt” y “title” del HTML referidos a cada imagen. Y ese contenido puede ser tan (o tan poco) SEO-friendly como cualquier párrafo de texto.

La clave es la palabra clave

Una adecuada selección de palabras clave puede suplir la ausencia de enlaces entrantes. Al menos, en determinados nichos de búsqueda. La forma de determinarlos y aprovecharlos requiere de una adecuada estrategia de keyword research que sobrepasa el ámbito de este artículo. Pero quedémonos con el dato de que es importante optimizar el texto para que el usuario llegue al contenido a través de las palabras que él suele usar, y no de cómo queremos que llegue a ellas.

El segundo dato relevante es que la época de poner listas enteras de keywords sin más ha pasado: procura integrar las palabras clave necesarias de forma natural en el texto.

No olvidemos la velocidad

Como decíamos antes, hay que optimizar tanto el contenido como el funcionamiento de la web. ¿Y a qué nos referimos por “funcionamiento”? Pues, fundamentalmente, a la velocidad.  Efectivamente, unos tiempos de carga largos afectan negativamente al posicionamiento de las webs (Y aunque no lo hicieran… ¿de qué sirve estar bien posicionado si los usuarios se van de nuestra página por aburrimiento antes de que termine de cargar?).

Así que toca tener un código (html + css + javascipt) lo más limpio posible, optimizar el tamaño de las imágenes, no abusar de los plugins (¡sí, va por vosotros, usuarios de WordPress!) y no contratar el primer alojamiento web cutre que veamos.

Por fortuna, Google nos quiere, y nos ha proporcionado un servicio web que mide nuestra velocidad de carga y nos da consejos concretos para cada página web. Probadlo.

 

[Imagen: Algunos derechos reservados por Spencer E Holtaway]

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.