Tecnología

30 años de Mac, el ordenador que acercó la informática a las personas

Escrito por Elías Notario

En pocas horas el Mac 128k, el primer equipo desarrollado por Apple que terminó revolucionando el mundo de la informática personal, cumplirá nada más y nada menos que 30 años

Corría el 24 de enero de 1984 cuando un jovencísimo y hoy ya fallecido visionario llamado Steve Jobs se subió al escenario del auditorio Flint Center para presentar una innovación tecnológica que terminaría revolucionando por completo el mundo de la informática y por extensión otras muchas cosas. Sí, como muchos ya habréis adivinado y el título de esta entrada adelanta nos referimos al primer ordenador de Apple, el bautizado con el nombre de Macintosh que un poco más tarde terminó conociéndose como el Mac 128k y podéis ver encima de estas líneas.

Nada más y nada menos que 30 años habrán pasado mañana de aquello, de ese momento que Jobs sabía que cambiaría su vida y la de millones de personas porque era consciente de que habían logrado desarrollar el primer ordenador personal en el sentido más amplio del concepto; se trataba del primero que incorporaba un sistema operativo con interfaz gráfica, ratón, aplicaciones de ofimática y demás cosas que acercaban la informática a las personas.

Así fue el acontecimiento, que aún hoy sigue poniendo los pelos como escarpias y dejó claro que Apple y su Macintosh entendían la tecnología de una forma nunca antes vista y que habían llegado para quedarse:

 

Y efectivamente eso ocurrió. Ni Microsoft con su Windows, que por cierto Jobs siempre consideró una copia de Mac OS, ni los desacuerdos internos entre los creadores de Apple y sus otros directivos, ni IBM ni nadie logró frenarlos. Y no lo lograron porque el Mac 128k sentó las bases sobre las que el resto de fabricantes sustentaron sus propios equipos destinados a las personas de a pie, muchas de las cuales siguen vigentes hoy en día, y permitieron a Apple perdurar hasta nuestros días con otros equipos Mac fundamentados en él entre los que destacan los siguientes (vaya por delante que no son todos los que están ni están todos los que son, sólo nos centramos en algunos importantes del total que vieron la luz entre 1984 y el 2000):


Macintosh II: transcurridos tan sólo tres años de la presentación del Mac 128k los de Cupertino lanzaron al mercado el Macintosh II, cuya gran baza era su pantalla a color. Por desgracia, para Apple, no cuajó, debido sobre todo a que costaba 5.000 dólares de la época.


Macintosh Portable: vió la luz en 1989 y con él Apple introdujo el concepto de ordenador portátil, aunque nunca llegó a serlo del todo ya que pesaba demasiado -más de siete kilos-, en gran medida debido a la enorme batería que lo alimentaba y ocupaba el 35% del espacio del equipo. A pesar de ello muchos lo consideran un hito de la tecnología porque consiguieron crear un equipo de tamaño reducido que tenía unas características nada desdeñables -1 MB de RAM, pantalla LCD de 640×400 píxeles, etc-.


PowerBook 100: todo el mundo lo considera el primer auténtico portátil de Apple. Lo desvelaron al público en 1991, sólo pesaba unos dos kilos, tenía una pantalla de nueve pulgadas, no incluía disquetera y lo más importante, incorporaba una bola que hacía las veces de ratón la cual utilizaron en varios de los equipos que le siguieron hasta que la compañía la descartó sustituyéndola por lo que conocemos como trackpad.


Macintosh Performa 6400: de 1992 a 1997 Apple comercializó un porrón de modelos de ordenador basados en otros anteriores bajo la denominación de Macintosh Performa, los cuales comercializaban a través de grandes almacenes e iban orientados a los entornos familiares. El último de la saga fue el Macintosh Performa 6400 y se trató de una de las primeras incursiones de la empresa en los equipos con carcasa de tipo torre, un estilo que más adelante aplicaron en el Power Mac G5.


Bondi Blue iMac: o el iMac original, una máquina lanzada en 1998 bajo el paraguas de Jobs después de su vuelva a Apple en 1997. Aunque muchos creyeron que no funcionaría bien a nivel de ventas, entre otras razones porque no incluía unidad de disquetes, el apostar por un ordenador “todo en uno” con diseño llamativo y puertos USB resultó ser una fórmula de éxito.


iBook G3: siguiendo la línea del Bondi Blue iMac en 1999 los de la manzana desvelaron la línea de portátiles iBook G3. Aparte de por su diseño, y por estar disponible en varios colores diferentes, se caracterizaba principalmente porque se trató del primer ordenador portátil que venía con WiFI 802.11b incorporado (actualmente todos lo tienen pero de aquella se trató de una verdadera hazaña).

¿Conclusión? Con sus errores y aciertos y a pesar de que existan muchas cosas de la filosofía de Apple que puedan no gustarnos, hay que reconocer que en gran medida gracias a sus creaciones la informática personal ha llegado a las cotas de desarrollo y expansión actuales. Y ante esto sólo nos queda una cosa por añadir: larga vida a Mac.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com