Tecnología

3 sectores en los que los bots facilitan el trabajo

3-sectores-laborales-donde-los-bots-facilitan-el-trabajo
Escrito por Lara Olmo

Ante la “mala fama” que se están ganando los bots por su capacidad de desempeñar ciertos trabajos, y por tanto para destruir empleo, aquí ofrecemos una lectura positiva de su intervención en tres sectores diferentes.

Puestos de trabajo destruidos, profesiones que desaparecerán, problemas de seguridad… Los robots levantan pasiones pero también recelos, sobre todo de aquellos sectores con una visión más catastrofista sobre su expansión a cada vez más sectores y ámbitos, y por ende, su poder para sustituirnos en el trabajo.

Desde que naciera en los años 70 hasta ahora, la robótica ha evolucionado considerablemente y hoy en día tiene aplicaciones casi infinitas, personales y profesionales. Hay muchos empleos mecánicos que pueden desempeñar sin problema y se han convertido en una herramienta conversacional con muchos usos (chatbots), que podemos usar en aplicaciones como Google Allo o Telegram.

Algunos hablan ya de una nueva Revolución Indsutrial protagonizada por los robots. Pero aquí queremos darle una visión positiva, destacando las posibilidades que abren en forma de nuevas aplicaciones, ayudándonos a completar tareas en menos tiempo o a realizar otras nuevas que no podríamos desempeñar por nosotros mismos.

Hostelería

Si en algo ha evolucionado la robótica en los últimos años es, más allá de las actividades que pueden desarrollar, en su apariencia. Cuando pensamos en estas máquinas nos viene a la mente un dispositivo lleno de tuercas y engranajes, pero lo cierto es que los bots de hoy pueden adoptar una apariencia más afín a nosotros, casi humana.

Esto tiene enormes aplicaciones en el sector de la hostelería, donde ya hemos visto que es posible que la robótica asuma las funciones elementales de un establecimiento hotelero. En Japón hay un hotel donde los robots ya realizan labores de recepción, limpieza de habitaciones y acompañamiento a clientes.

Las ventajas de incorporar máquinas a este sector son diversas. Por ejemplo, la atención al publico requiere una serie de habilidades que no siempre son fáciles de encontrar entre los empleados. Estos robots se programan para que sean todo lo atentos, amables y sonriente que uno quiera, con la ventaja de que nunca tienen días torcidos.

Aunque todavía es pronto para que se desenvuelvan con funciones más complejas, como la resolución de dudas o conflictos que puedan surgir con los clientes; de hecho según recogen algunas encuentas, los humanos preferimos interactuar con otro en situaciones delicadas.

Salud

Ya podemos ver a cirujanos controlando brazos robóticos de forma remota para realizar algunas intervenciones, porque les permite hacer movimientos más precisos e incluso maniobras que no podrían realizar de forma tradicional (con su propio brazo). Por no hablar de las posibilidades que se abren para operar a pacientes que se encuentren a miles de kilómetros de distancia o en zonas remotas. Y es que dentro de poco en todas los quirófano habrá médicos, ingenieros y físicos trabajando juntos.

Pero al margen del campo quirúrgico, estas máquinas pueden desempeñar tareas operativas cotidianas, como el suministro de medicamentos, cambiar el suero, registro de comidas/cenas, etc. mejorando la eficiencia del centro y permitiendo a las enfermeras encargarse de tareas más sofisticadas o complejas.

Aunque todos estos avances técnicos exigirán aumentar las medidas de seguridad en los centros hospitalarios, ya que muchos de estos bots trabajarán con sistemas y dispositivos conectados vulnerables a ciberataques y malware.

Almacenaje

La esencia de los bots es la Inteligencia Artificial (IA), basada en la repetición de unos patrones y datos que va memorizando. Esto puede tener muchas aplicaciones en tareas rutinarias, basadas precisamente en la repetición, que resultan tediosas para la mayoría de trabajadores. Almacenaje, etiquetado o control de stock  son actividades para las que un bot puede ser ideal, permitiendo que el resto del equipo dedique su tiempo a otras tareas más complejas, y aumentado así la productividad.

Vía | Venture Beat

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.