Tecnología

25 años de la memoria flash: ¿Qué ha hecho por nosotros?

Memoria FlashParece algo muy novedoso, pero la memoria flash, que ha hecho posible avanzar en el terreno de los dispositivos móviles, portátiles, el cloud computing y la era digital, cumple 25 años. ¿Qué es lo que ha cambiado desde entonces?

La tecnología transformadora utilizada por millones de personas y empresas en smartphones, tabletas, portátiles, centros de datos y dispositivos electrónicos revisa su importancia en el mundo de la tecnología y su rol en los dispositivos del futuro.

Desde la creación del primer flash disk hace 25 años, la capacidad de la memoria flash se ha multiplicado 300.000 veces y se ha dividido su coste 50.000 veces.  En el caso de SanDisk, una de las empresas que está celebrando el aniversario histórico, la primera memoria ‘flash’ fue la venta de una unidad de estado sólido (SSD) de 20 megabytes en 1991 por 1.000 dólares. Según una nota de prensa de la empresa, si este producto estuviese a la venta ahora, el precio se estimaría en 2 céntimos.

¿Qué es lo que ha hecho la memoria flash? Como facilitador de la era de la información en cualquier lugar, la memoria flash no tiene tanto reconocimiento como otros inventos tecnológicos a pesar de facilitar la creación de dispositivos tecnológicos móviles y de expandir la capacidad de memoria de ordenadores. Al estar escondido y ser sólo una herramienta de uso de datos, es posible que muchos hayan dado por sentado su existencia.

“Dentro de cincuenta años, la gente mirará hacia atrás y se dará cuenta de que la memoria flash fue uno de los avances tecnológicos más importantes de nuestro tiempo”, afirma Tim Bajarin, analista y futurólogo en Creative Strategies, en la nota de prensa de SanDisk.

La existencia de la memoria flash y de los SSD basados en la memoria flash han hecho posible la creación de centros de datos de almacenamiento masivo de información, algo que usan todas las grandes empresas de big data, además de ser un factor importante en la conectividad en la nube.

Los pequeños ayudantes de la tecnología también ofrecen, en un espacio muy pequeño, una gran capacidad de memoria. Sin su existencia, es probable que los portátiles no se hubieran convertido en dispositivos ligeros, no habría memoria en teléfonos móviles, ni existirían los USB, GPS, los ereaders, ni las cámaras de fotos digitales por falta de tarjeta de memoria. Toshiba, empresa creadora de la memoria flash NAND en 1987, ha lanzado una serie de vídeos sobre cómo sería vivir sin las facilidades proporcionadas por la memoria flash. A pesar de ser una exageración de cómo nos ha facilitado la vida la tecnología y sugerir que no sabríamos cómo funcionar sin ella, también muestra la gran tecno-dependencia existente y cómo habría cambiado el mundo sin la creación de la memoria flash. La conclusión: sin memoria flash, no habría la tecnología que existe ahora.

Feliz cumpleaños y gracias, memoria flash.

Foto cc theloushe

Sobre el autor de este artículo

Natasha Bernal