Tecnología

#24H, un libro-blog sobre un día en internet

Presentación en Madrid de #24HBernardo Guitiérrez acaba de lanzar al mercado un libro con título de hashtag, una elección nada casual si se tiene en cuenta cuál es el corazón del texto. #24H es, según nos explica el autor, “la recreación de un día en un planeta que se llama internet; un relato que tiene un formato digital – blog – y que pretende legitimar una nueva forma de contar historias, una nueva forma de relatos, el nuevo tiempo fragmentado de internet”.

El libro es un “experimento de marketing, formato, distribución y licencias“, que sale con copyleft, aupado por una campaña en Twitter en la que cada tweet se convierte en una descarga gratuita del texto y con un formato más cercano al de una bitácora que al de un libro tradicional. El pegamento que une este experimento es el retrato de 24 horas en internet, la jornada del 16 al 17 de mayo de 2011, el día después al nacimiento del 15M. ¿Qué hace que este no sea un libro más sobre el movimiento ciudadano? “Pues tal vez porque no es un punto de partida y sí uno de llegada”, asegura su autor.

“No es un libro sobre el 15M ni lo pretendo definir ni calificar. Más que eso, retrato un paisaje en los últimos años, de Wikileaks a Anonymous, de la Ley Sinde a Democracia Real Ya, la crisis, las redes… con un enfoque diferente”, sostiene. Además de las tendencias y preocupaciones políticas, el libro también hace una mezcla de todo aquello que ha empujado a que vivamos en una época de cambio. En el libro se habla, según nos explica por correo electrónico su autor, de “coworking, crowdsourcing, out sourcing, inteligencia colectiva, economía de la colaboración…”.

Si lo hubiera escrito en el siglo XVIII, #24H sería un diccionario enciclopédico; si hubiera sido en mayo del 68 sería una novela existencialista”, asegura Bernardo Gutiérrez. “Hoy me ha salido en formato blog”.

Marketing distinto

A la hora de posicionar el libro, Gutiérrez ha optado por un esfuerzo en marketing distinto. Su apuesta ha sido una campaña novedosa en Twitter: Pay with a tweet. Por cada tweet que los usuarios de la red de microblogging realizaban relacionado con el texto, podían descargarse parte del libro gratis. “Hemos tenido bastantes descargas y ha circulado bastante en Twitter”, explica el autor. “Todos estas personas que están leyendo el libro ahora son críticos”, apunta. “Cualquier lector es el mejor crítico literario”. Esta difusión, espera, podrá llevar a más gente a plantearse comprar el libro en formato electrónico o en papel.

Gutiérrez enlaza así con la opinión que tienen, por ejemplo, los autores autoeditados, que concluyen que la red es la mejor manera de darse a conocer. “Creo que sí, cada vez más”, afirma y, aunque reconoce la importancia de la crítica especializada, recuerda que cada lector es “un crítico en potencia”. “Hemos vivido siglos bajo el mandato cultural de una élite que nos decía qué libro era bueno y qué libro no, qué era cultura y qué no. Eso ha cambiado radicalmente en los últimos años”, asegura, adelantando que al “paradigma del experto” no le quedará otra que “convivir con la inteligencia colectiva”.

Lanzarse de una forma original no tiene porque ser patrimonio exclusivo de los autores más experimentales. “Está abierto a todo el mundo”, asegura Bernardo Gutiérrez. “Quien no lo haga es porque no quiere. Cierto que las editoriales clásicas tienen cierto pavor del nuevo mundo. E incluso mucho desconocimiento”.

Haz tu propio libro

Además de optar por un formato y un lanzamiento distintos, el autor dará a los lectores la oportunidad de hacer su propia versión del texto, su “remake”, en una ‘mesa de remezclas‘ o “una sala para que cualquier persona pueda hacer un remake, una nueva versión del libro, que pueda mejorarlo, cambiarlo”, apunta su autor. “Todos los grandes autores se inspiraron en el pasado”, defiende. “Los grandes libros místicos, todos, de la Biblia al Ramayana, eran relatos colectivos que alguien escribió”.

Gutiérrez ya ha presentado el libro en Madrid, en un encuentro con lectores e internautas en el Intermediae del Matadero. El 23 de mayo lo presentará en Barcelona.

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico