Tecnología

Este año se venderán 12,4 millones de coches conectados en el mundo

propietarios no saben tienen coche conectado

Gartner predice que, de cara a 2020, se venderán más de 61 millones de coches conectados a Internet.

El mercado del automóvil sigue en plena transformación hacia el vehículo puramente digital. Así, y a espera de que el vehículo autónomo llegue a nuestras carreteras, el coche conectado ya es una realidad. De hecho, la producción de este tipo de vehículos equipados con conectividad de datos alcanzará un nuevo récord en 2016, con una expectativa de más de 12,4 millones de unidades vendidas. Una cifra que aumentará a 61 millones de coches conectados vendidos en 2020… aunque muchos de estos compradores no llegan a saber que su coche cuenta con estas posibilidades.

Así lo asegura la firma de análisis Gartner, en un informe en el que prevé unas excepcionales perspectivas para este segmento de la industria automovilística. Así, las futuras aplicaciones conectadas para coches conectados impulsarán un aumento del 150 por ciento de la demanda de información contextual, como la detección de imágenes y de geolocalización, a partir de 2016 y hasta 2020.

Empresas como Alibaba ya han fortalecido su presencia en este segmento lanzando sus primeros coches conectados, mientras que grandes proveedores de tecnología y automoción -como LG y Volkswagen- se están aliando para poder abordar el reto. Al mismo tiempo, los operadores de telecomunicaciones están revisando y afianzando la tecnología y los acuerdos que permitan esa ansiada conectividad al volante.

Los coches conectados son automóviles capaces de comunicarse de forma inalámbrica y bidireccional con una red externa para ofrecer contenidos y servicios digitales, transmitir datos de telemetría, monitorizar el vehículo, controlarlo remotamente o gestionar los sistemas de a bordo. Eso sí, al igual que cuenta con partidarios, el coche conectado también levanta inquietudes serias en buena parte de los conductores: un 22% de los consumidores tiene miedo del uso de los datos personales que puedan hacer las compañías.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.