10 cambios del social media para 2011

El futuro del social media para 2011Con más de 550 millones de personas en Facebook, 65 millones de tweets por Twitter cada día y 2.000 millones de vídeos en YouTube vistos cada día, no es de extrañar que las redes sociales se hayan convertido en una parte integral de nuestras vidas cotidianas. Pero esto es sólo el principio.

Las tendencias clave durante el 2011 incluyen una integración de aplicaciones y aparatos electrónicos gracias al descenso de barreras tecnológicas, la omnipresencia de la telefonía conectada a Internet y la implantación de ROI en el social media.

2011 también estará marcado por las novedades que darán forma a la estructura misma de nuestro comportamiento, la cultura y la identidad. Estos desarrollos nos retan a examinar las cuestiones más importantes sobre el futuro de nuestra experiencia como consumidores online. De este modo, aquí os desglosamos las principales tendencias a seguir en el próximo año:

El Social Media crecerá exponencialmente

Siguiendo el éxito de varios social media CRM tipo SaaS como vendedores de aplicaciones, durante el 2011 veremos una gran agrupación de proveedores de widgets de networking social, vídeo, móviles de nueva generación con novedosas capacidades, servicios cloud y de análisis, etc.

Las agencias publicitarias, por ejemplo, ofrecerán paquetes con capas de estrategia creativa, además de gestión de campañas publicitarias manejadas a través de un dashboard.  Las compañías de telecomunicaciones ofrecerán nuevas aplicaciones de vídeo para negocios en banda ancha, con posibilidad de almacenamiento y sindicación del contenido con sistemas de gestión del aprendizaje.

Las compañías tendrán en cuenta el feedback social

Durante el 2011 veremos crecer un significativo número de compañías que irán más allá del simple uso de canales sociales. Como gurús en social media, estas compañías usarán la ingeniería para informar sobre futuras decisiones estratégicas relacionadas con el marketing social. Este fenómeno no se fundamenta en un mero cambio de tecnología, sino que hablamos de una nueva era de liderazgo con un nuevo comportamiento y nuevas formas de trabajar.

El smartphone se convertirá en un dispositivo global e imprescindible

2010 ha marcado el año en el que las infraestructuras tecnológicas y el diseño serán volcados irremediablemente a la telefonía móvil 3G, que a su vez mutará a nuevas generaciones, como ya está ocurriendo con la millonaria compra de iPads.

Seremos testigos de la enorme interactuación entre webs y telefonía móvil, de IT con proveedores de servicios, de la necesidad de tener una identidad a través del móvil: se convertirá en una extensión de nosotros mismos.

Nos convertiremos en consumidores un poco más predispuestos a realizar compras online a través de recomendaciones vía social media, inclinados por hacer transacciones sin intermediación del papel.

Por otra parte, consumiremos más vídeos vía streaming en móviles, así como en el extranjero con amigos que dejamos atrás. Seremos más partidarios del learning class con smartphones, o realizar colaboraciones en el trabajo a través de estos dispositivos.

Podremos controlar el estado de nuestra salud a tiempo real, a causa de una mayor interacción con los servicios tecnológicos sanitarios. En definitiva, tendremos que estar preparados para una explosión de experiencias conectadas entre personas y empleados-empresas.

El vídeo estará por todas partes

Con la caída en picado de la distribución tradicional del vídeo y el auge de las nuevas plataformas vía streaming, el compromiso del consumidor digital es cada día más fiable. Solo durante el mes de octubre se vieron alrededor de 5,4 billones de vídeos.

La tecnología avanza tan rápidamente que ya se pueden compartir vídeos en calidad HD desde el móvil. El próximo año las carencias de los consumidores serán recompensadas por la integración de vídeo en tabletas, el avance de los tags y una edición más ágil con las secuencias de vídeo.

La próxima red social dominante no será como las conocemos ahora

Teniendo en cuenta que las redes sociales han transformado la capacidad humana de comunicación, como en su día lo hizo el transporte moderno o la telefonía, la estructura de las relaciones íntimas también están sufriendo un cambio radical.

En el próximo año veremos incrementarse una dinámica comunidad de plataformas y aplicaciones como Diaspora, Path y Looppa que facilitarán la manera innata en que se relacionan las personas. Cada vez existe una mayor personalización de contenidos y perfiles, se prima la autenticidad y la privacidad.

Para los consumidores significa una ventaja para poder alcanzar un mayor grado de intimidad en un contexto específico de comunidades diferenciadas. Para las compañías significa un nuevo valor por el que apostar y donde dirigir sus marcas.

El ROI será redefinido

A pesar del ser un año inundado por discusiones ROI´s la consultora tecnológica Forrester ha demostrado que la mayor parte de compañías se sienten desorientadas a la hora de medir el retorno de la inversión realizada.

Con el boom del ecosistema social media las métricas ROI evolucionarán hacia el seguimiento de comentarios y ‘I likes’en un panorama inundado por el recuento de seguidores respecto a un fenómeno social.

La psicología online está cambiando

Hasta ahora la psicología humana ha ido evolucionando lentamente. Durante el próximo año comenzaremos a apreciar evidencias de lo que somos capaces con una conciencia más plástica.

En este sentido decir que hemos cambiado la importancia del factor tiempo, la geografía, la edad y la aceptación de cómo el mundo está cambiando.

El control de la información se disipa a costa de mayores filtraciones deslocalizadas, enmarañadas. La forma y el alcance de influir en otros es mayor, el comportamiento es monitorizado, nuestras identidades rastreadas, ¿cómo influirán estos factores en nuestros logros sociales?

El activismo ciudadano devuelve objetivos y poder

Con el nuevo alcance de las tecnologías para interconectar experimentaremos una nueva forma de auto-organización y gestión del activismo. Los nuevos valores nos harán capaces de crear grupos de influencia. Ejemplos de ello son Wikipedia y Mozilla Firefox, como plataformas de alcance global para conocer personas que antes era inimaginable poder conocer.

El conocimiento en social business crecerá y con él la privacidad

Conforme estemos más interconectados y confiemos cada vez más en gigantes como Apple y Google para filtrar nuestra información más personal, nuestra privacidad y el campo de inteligencia personal y empresarial se convertirán el foco de atención. Wikileaks nos da una pista de ello. En este sentido, las compañías se aprovecharán de la información que los usuarios dejan registradas hacia propósitos afines.

El rol del analista social media cambiará

Los días de gloria de los estrategas en social media saltarán a la fama. Los empleados están mejor informados y mejor conectados, por lo que es más factible separar el trigo de la paja. La integración de procesos de conocimiento con la ayuda de nuevas aplicaciones que harán más fácil nuestra forma de comunicar cultura, gestionar proyectos y movernos en entornos complejos.

Contenidos Relacionados

Top