Social Media

WikiLeaks investigará la relación entre cuentas verificadas en Twitter

Escrito por Marcos Merino

La iniciativa ha recibido críticas entre los usuarios por un supuesto paralelismo con iniciativas gubernamentales de vigilancia.

Wikileaks, la organización de divulgación de filtraciones que lidera el polémico Julian Assange, ha anunciado a través de Twitter que está valorando empezar a elaborar una base de datos centrada en los usuarios verificados por Twitter, que estuviera dedicada a recopilar información personal sobre sus familias, puestos de trabajo o situación financiera.

El tuit con el anuncio, publicado por ‘WikiLeaks Task Force’ (un perfil verificado que se describe como ‘la cuenta oficial de apoyo de WikiLeaks), fue borrado poco más tarde y sustituido por otro en el que se aclaraba, eso sí, que lo que la plataforma se plantea no es publicar las direcciones de los usuarios, sino únicamente elaborar gráficos de redes que permitan visibilizar las relaciones entre los mismos.

Si esto último es cierto, sería una idea no demasiado alejada -a priori- de lo que promueve en España la iniciativa Onodo, de la Fundación Civio. Desde la WikiLeaks Task Force se señaló a webs de referencia como Google, Wikipedia, Facebook y LinkedIn como ejemplos de creadores de gráficos de redes similares a los que ellos tienen en mente.

Sin embargo, ya se han alzado voces críticas contra Wikileaks, afirmando que esta iniciativa violaría la privacidad de los usuarios y sus familias, poniendo así en riesgo su seguridad. Por su parte Twitter, que en estos años ha verificado las cuentas de miles de usuarios (periodistas, políticos, activistas, celebrities, ONGs e instituciones, en su mayoría) ha querido recordar en una reciente publicación en su perfil corporativo @Safety que “publicar datos privados de otras personas e información confidencial constituye una violación de las reglas de Twitter”, aunque el tuit no contenía ninguna referencia directa a WikiLeaks.

Muchos usuarios han creído ver un paralelismo entre este proyecto y las aplicaciones de vigilancia que, recientemente, Twitter dejó claro que no permitiría operar con datos extraídos de su red. Desde WikiLeaks no están de acuerdo con esa visión, y denuncian que la cobertura que los medios han realizado de su propuesta ha sido ‘deshonesta’.

Vía | Recode

Imagen | Wikileaks Mobile Information Collection Unit

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.