Social Media

Warner estrena el alquiler de películas en Facebook

facebook warner bros peliculasLa importante productora y distribuidora de cine Warner Brothers ha puesto en marcha una iniciativa para alquilar películas a través de la red social más extendida en el mundo. Por el precio de 3 dólares o 30 créditos de Facebook un usuario tendrá un periodo de 48 horas para ver el film mientras sigue conectado con sus amigos.

Empezando por El caballero oscuro (The Dark Knight), segunda parte de la saga de Batman dirigida por Christopher Nolan, Warner Bros ha iniciado su proyecto de alquilar películas, no ya a través de Internet, sino utilizando a Facebook como mediador.

El presidente para la distribución digital de Warner Bros, Thomas Gewecke, señaló: “Facebook se ha convertido en un destino diario para cientos de millones de personas. Hacer que nuestras películas estén disponibles a través de Facebook es una extensión natural de nuestros esfuerzos digitales de distribución. Esto da a los consumidores un método sencillo y conveniente para acceder a nuestras películas y disfrutarlas a través de la red social más grande del mundo.”

De momento Warner ha reducido el alquiler de películas en Facebook al film de Christopher Nolan, como primera toma de contacto. Los usuarios pueden visitar la página de fans de oficial de la producción y en ella encontrarán una opción para alquilarla. Una vez adquirida por 3 dólares o 30 créditos de Facebook, el consumidor tiene un plazo de 48 horas para ver la película.

Además, mientras el usuario ve la película tiene todas las funcionalidades de Facebook activadas, lo que le permite comentarla con sus amigos o actualizar su estado. Se trata situar la interactividad como un valor en la distribución online. La red social aporta este valor, aunque está por ver si los espectadores prefieren interactuar o disfrutar tranquilamente de la historia.

En cualquier caso la apuesta de Warner Bros es un ejemplo de cómo la industria puede adaptarse y ampliar sus opciones de distribución, fijando a Internet en su punto de mira.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano