Social Media

Usos de los vídeos cortos en ‘social media’

embeds01
Escrito por Marcos Merino

Desde hace dos años, Vine y los vídeos de Instagram nos proporcionan un nuevo medio para exprimir nuestra creatividad y atraer la atención de los internautas.

¿Qué eres capaz de transmitir en 15 segundos? ¿Y en 6?

Si no se te ocurre ninguna respuesta, lo más probable es que estés desaprovechando uno de los recursos más pujantes a día de hoy en el campo del marketing online: los vídeos cortos.

El primer paso lo dio Twitter, con el lanzamiento de Vine hace ya dos años: tras comprar la app en octubre de 2012 a sus desarrolladores por 30 millones, Twitter la lanzó en 24 de enero de 2013 para usuarios de dispositivos iOS (ampliando su mercado a Android y Windows Phone a lo largo de ese mismo año). Twitter afirmaba que su red social y esta nueva app móvil compartían “objetivos similares: lo restrictivo inspira creatividad, sea en un tweet de 140 caracteres o en un vídeo de seis segundos”. La app no proporcionaba la opción de aplicar filtros, pero sí facilitaba el uso de efectos como el stop motion.

El gran competidor de Twitter por la atención de los internautas supo apreciar, también, el potencial del vídeo corto: Facebook añadía así, ese mismo año, soporte de vídeo a su servicio de fotos Instagram. En esta ocasión, los vídeo casi triplicaban su duración, hasta los 15 segundos, y no existía la reproducción en bucle. Además, los vídeos eran editables (incluyendo la posibilidad de agregar sus característicos filtros).

Es fácil imaginar las posibles aplicaciones que esto tiene en el campo del marketing de contenidos (por ejemplo, para blogs corporativos o para llevar a cabo estrategias de branded content en medios externos). A continuación, te ponemos algunos ejemplos.

Difundir noticias

Hace ya un año, la BBC empezó a difundir noticias a través de Instagram, y antes de eso la ABC americana ya había hecho pruebas con vídeos en Vine, sobre todo para cubrir noticias de última hora que el público estaba siguiendo mediante hashtags. No era fácil comprimir la información en 15 segundos, pero sí se trataba de un formato muy útil para gente con poco tiempo para consultar las noticias y que accedía a las mismas fundamentalmente a través de medios móviles.  NOTA: puedes pinchar sobre la imagen para ver el vídeo.

Instagram BBC

Tutoriales

Los vídeos cortos pueden ser útiles para condensar la atención del usuario, pero también para transmitir trucos en pequeñas cápsulas. Si el de los tutoriales ya es un género que genera miles de visitas en Youtube, Vine e Instagram sólo exigen disgregar la información en varios vídeos muy concretos, lo que al mismo tiempo facilita que el internauta acceda justo a los datos que está buscando.

Ejemplo: Quizá un interesado en bricolaje necesite más saber cómo lavar una brocha sin que se deforme que un amplio tutorial sobre “Cómo aprender a pintar tu casa”.

Además, dado que Instagram permite añadir un texto acompañando al vídeo, puede servir como complemento perfecto para completar la información del mismo.

Ejemplo: Las recetas de cocina. Cómo no.

Recetas de cocina

Vender tus habilidades

Seas un profesional exitoso que quiere divulgar sus servicios, o un joven desempleado buscando un modo de innovar en tu CV, los vídeos cortos pueden proporcionarte un medio viral y creativo de mostrar vuestras habilidades. Aquí tenemos un ejemplo de cómo demostrar que te manejas con el Final Cut.

Instagram habilidades

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.