Social Media

Twitter usará el análisis de comportamiento para detectar a los trolls

twitter analisis comportamiento

Twitter examinará factores como la frecuencia con que las personas tuitean sobre cuentas a las que no siguen y si han confirmado su dirección de correo electrónico para detectar posibles trolls en esta red social.

Los trolls son a Twitter lo que las medusas son a la playa: compañeros inseparables de fatigas pero no por ello constituyen una amistad demasiado deseable. En estos momentos, Twitter detecta cada día 10 veces más cuentas abusivas que hace el año anterior y esta clase de perfiles son los que han provocado, entre otras cosas, que la valoración bursátil se viera afectada en el pasado o que potenciales compradores -como Disney- acabaran por echarse atrás ante la imposibilidad de moderar los mensajes de odio en esta plataforma.

Twitter prohíbe oficialmente el abuso en su red social, reservándose la facultad de suspender o bloquear a cualquier usuario. Pero el sistema que emplea la compañía se basa en las quejas y reportes de otros usuarios, con lo que es una técnica meramente reactiva y muy poco proactiva.

Hasta ahora, ya que Twitter acaba de anunciar una nueva técnica para combatir a los odiosos trolls, la cual pasa por la implementación de tecnologías de análisis de comportamiento. De este modo, se examinarán factores como la frecuencia con que las personas tuitean sobre o a cuentas a las que no siguen o si han confirmado su dirección de correo electrónico.

Trolls en Internet: qué son, dónde actúan y cuándo se convierten en delincuentes

Incluso en el caso de que no hayan violado ninguna norma de Twitter, los perfiles sospechosos de ser trolls serán automáticamente minusvalorados en el algoritmo que controla la red social, de modo que sean silenciados en los resultados de búsquedas o no aparezcan sus respuestas a un determinado usuario.

En los tests llevados a cabo por la compañía norteamericana, Twitter ya ha logrado una disminución del 4% en los informes de abuso originados en los resultados de búsqueda y una caída del 8 % en los informes de abuso de las conversaciones que tienen lugar como respuestas a los tuits.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.

  • María Gil

    Es cierto que existen numerosos trolls en Twitter, pero ¿quién la imagina sin ellos? No es que los defienda, pero creo que me he acostumbrado a tenerlos por el TL. Espero que esta herramienta elimine a los verdaderos trolls y no haga muchos estropicios.