Social Media

Twitter, una potente herramienta de influencia y convocatoria social

Escrito por Sandra Arteaga

La inmediatez y la facilidad de utilización y acceso hacen de Twitter una plataforma perfecta para la influencia y la convocatoria social

En 2011, tal día como hoy, miles de personas de toda España se echaban a las calles para manifestarse en respuesta a la convocatoria de la plataforma Democracia Real YA, que encontró en Twitter el canal idóneo para difundir su mensaje, fomentar el debate público y favorecer el desarrollo de la conciencia política de los ciudadanos, así como para informar en tiempo real del desarrollo de los acontecimientos. El movimiento #15M, al que la prensa internacional bautizó como #SpanishRevolution, llegó a todos los rincones del mundo, poniendo de manifiesto no sólo el gran descontento ciudadano en nuestro país, sino el enorme potencial de las redes sociales como herramientas de influencia y convocatoria social.

Y es que esta no era la primera experiencia en la que Twitter se convertía en una plataforma de expresión política: en enero del mismo año, durante la Revolución de los Jóvenes en Egipto, el Gobierno bloqueó el acceso a Twitter y Facebook para silenciar a los ciudadanos, y en la guerra de Libia de marzo de 2011 también jugó un importante papel para difundir lo sucedido.

A través de Twitter los usuarios no sólo pueden comunicarse, sino que también tienen la capacidad de influenciar, formar opinión, convocar a la participación activa y presionarpara conseguir cambios en los más diversos ámbitos, que habrían sido impensables de no ser por la red social. Recordemos el boicot al programa La Noria de Telecinco, que tuvo lugar a finales de 2011, y que dejó sin anunciantes al espacio televisivo debido a las críticas por realizar una polémica entrevista a la madre de El Cuco, el menor condenado por la muerte y desaparición de Marta del Castillo.

Twitter cuenta con los ingredientes necesarios para garantizar la difusión de los temas que interesan a los usuarios, en tiempo real y con un gran impacto. Cualquier persona puede utilizarlo: tan solo basta un teléfono móvil para contarle al mundo lo que está pasando, con los trending topics puedes estar puntualmente informado de los temas de los que más se habla en una determinada zona geográfica, los hashtags permiten relacionar todas las conversaciones de la misma temática, y las personas influyentes en diferentes áreas pueden hacer llegar su mensaje a sus seguidores de manera directa e inmediata. Es posible compartir imágenes, audio y vídeo, seguir a las personas que te interesan y estar al tanto de la actualidad antes que en ningún otro medio.

Y nadie puede hacer nada para controlar el flujo de información: ni las empresas ni los gobiernos pueden silenciar a los usuarios.

Un arma de doble filo

Sin embargo, Twitter puede convertirse en un arma de doble filo. La imposibilidad de control también puede dar lugar a la difusión de rumores e información falsa, y detectar la fuente del bulo se convierte en una tarea muy difícil. Por ejemplo, multitud de personajes famosos, como Bon Jovi, Bill Cosby, José María Aznar o, en la última semana, Manolo Escobar, han sido “asesinados” en la red social.

 

Sobre el autor de este artículo

Sandra Arteaga

Sandra Arteaga es periodista y escribe sobre informática y tecnología de consumo desde hace más de nueve años. Cacharrea con ordenadores desde la era de Spectrum y no hay videojuego que no haya probado ni joystick que no haya pasado por sus manos.
Escribo reportajes de actualidad e Internet y prácticos en Personal Computer & Internet desde 2008.