Social Media

Twitter se planta ante la caza de brujas de Donald Trump

donald-trump-movil-android-galaxy

Donald Trump ha utilizado a Seguridad Nacional para tratar de identificar y censurar una mera cuenta de Twitter crítica con las políticas de inmigración del presidente de EEUU.

La polémica entre Twitter y los cuerpos de seguridad de Estados Unidos se mantiene en su punto más álgido por una nueva petición oficial de las autoridades respecto a la identificación de un usuario de la red social. En esta ocasión, ha sido el Departamento de Seguridad Nacional el que ha solicitado formalmente que Twitter revele quién está detrás de @ALT_USCIS, una cuenta crítica con las políticas de inmigración de Donald Trump.

En una demanda presentada ante la Corte Federal de Distrito del Distrito Norte de California, los agentes afirman que la cuenta puede dar pie a confusiones, ya que se trata de una parodia de la agencia de inmigración del país. Una práctica muy común en Twitter, no sólo en Estados Unidos, y que no representa mayor riesgo que el de unas buenas risas a costa del presidente de cabellos dorados y sus particulares decisiones.

Creada en enero, la cuenta se identifica abiertamente como una cuenta de “resistencia” contra las medidas contrarias a la inmigración de Trump. Pero sus críticas descarnadas han debido sentar mal en las altas instancias del gobierno norteamericano, en tanto que el 14 de marzo la propia USCIS ya envió una petición formal a Twitter para proporcionar el nombre, dirección y teléfono del autor de esta parodia.

Twitter rechazó esta petición de manera tajante, lo que obligó a Donald Trump y sus lacayos a mover ficha y pasar a la ofensiva a través de Seguridad Nacional, aunque sin éxito alguno. En concreto, la popular red social ha rechazado proporcionar esta información ya que entiende que “tendría un efecto negativo sobre la libertad y el discurso de esa cuenta en particular y de otras muchas que se han creado para expresar su disconformidad con las políticas del gobierno”.

La oposición al controvertido Trump no ha tardado en acusar al presidente (quien podría sufrir problemas mentales serios) de utilizar al Departamento de Seguridad Nacional en su propio beneficio, “abusando de su autoridad y desperdiciando los recursos de los contribuyentes, todo con tal de descubrir quién es un crítico anónimo en Internet”. Así lo ha entendido el congresista demócrata Ron Wyden, quien ha pedido ya una investigación “para determinar quién dirige esta caza de brujas”.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.