Social Media

Twitter podría acabar con TweetDeck comprándolo

Actualización: Twitter ha adquirido TweetDeck. Finalmente la compra se ha realizado por 40 millones de dólares (28,4 millones de euros) en efectivo y acciones de la compañía, según fuentes cercanas al acuerdo. Ambas compañías habían estado en conversaciones desde abril y se había llegado a hablar de cifras cercanas a los 50 millones de dólares.

No obstante, por el momento, según explica CNN, la compañía de microblogging todavía no ha confirmado la compra de TweetDeck y se ha limitado a publicar un tweet en su cuenta de Relaciones Públicas en el que recuerda que no comentan rumores.

El rumor sobre la compra de TweetDeck por parte de Twitter parece haberse confirmado, las fuentes hablan de una cifra entre los 40 y 50 millones de dólares. Las aplicaciones cliente para el servicio de microblogging están muy extendidas entre los usuarios y la oferta de UberMedia, que en el pasado ha adquirido varios servicios relacionados, para hacerse con TweetDeck sembró temores en Twitter sobre el control del mercado. Ahora surge la duda de si la compañía ha comprado TweetDeck para acabar con él.

TechCrunch informa que la transacción se anunciará oficialmente en los próximos días y que incluye dinero y acciones de Twitter. Según sus fuentes, la decisión de Twitter es defensiva y responde al creciente protagonismo que UberMedia está logrando en su ecosistema.

¿El fin de TweetDeck?

Sin querer ponernos melodramáticos, esta compra podría ser el comienzo del fin de TweetDeck.

La principal preocupación es que Twitter simplemente comprará TweetDeck para cerrarlo. No sería la primera vez que una gran compañía elimina a la competencia de esta forma.

Ryan Sarver, director de plataforma de Twitter, anunció a los desarrolladores que dejaran de construir aplicaciones cliente, ya que esta es un área que la compañía tiene intención de gestionar en un esfuerzo para ofrecer a los usuarios una experiencia uniforme. En febrero informamos sobre el fin de las listas blancas de Twitter, la capacidad de realizar muchas más peticiones de datos a la API por hora para algunos servicios.

Permitir que los usuarios vean su timeline junto a las actualizaciones de Facebook y Linkedin, al mismo tiempo que escriben tweets de más de 140 caracteres utilizando Deck.ly, realmente no creemos que sea la “experiencia uniforme” a la que se refería Sarver.

Pero lo cierto es que los usuarios que utilizan TweetDeck están encantados con sus prestaciones y entre ellos se encuentran muchas de las personalidades que influyen y que generan opinión. Antes de cerrarlo, o reducir sus posibilidades, en Twitter deberían de tomar en cuenta el impacto que su imagen puede sufrir.

En este enlace se puede leer el post de TechCrunch. Actualización, enlace al post de la CNN.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.