Social Media

Twitter ¿pidiendo el número de teléfono a presuntos ‘trolls’?

twitter_iphone
Escrito por Redacción TICbeat

Una actualización de las normas de la red social promueve la hipótesis de que su equipo utilizará esta información para comprobar la identidad de posibles acosadores.

Twitter ha vuelto a actualizar las herramientas que emplea en la lucha contra los comportamientos abusivos en su plataforma. En concreto, lo ha hecho trabajando en el proceso de revisión de denuncias de acoso o tuits ofensivos.

The Verge asegura que, a partir de ahora, la compañía podrá pedir la dirección de correo electrónico o el número de teléfono a aquellos usuarios que se encuentren bajo una suspensión temporal de sus cuentas, para comprobar que no son los titulares de perfiles de los que ya se ha visto que ejercen un comportamiento no permitido por la normativa de Twitter.

El medio especializado en tecnología afirma que se trata de una forma de evitar que un mismo usuario pueda seguir ejerciendo comportamientos ofensivos y abusivos en Twitter pese a las denuncias y las penalizaciones, valiéndose de algo tan simple como abrir una cuenta nueva. Hace tiempo que algunos usuarios y, en concreto, los que han sido víctimas de acoso en la plataforma de los 140 caracteres, reclaman una mayor efectividad por parte de la compañía a la hora de combatir estas actitudes.

En un post en el blog oficial de la red social, Tina Bhatnagar, vicepresidenta de los servicios de usuario de la empresa, destaca que Twitter ha triplicado recientemente el tamaño del equipo que se dedica específicamente a gestionar los casos de abuso, y señala que, de aquí en adelante, se ocupará no solo de las situaciones de acoso, sino también de las de usurpación de identidad, comportamientos autolíticos y revelación de información íntima y confidencial. No da pistas, en cambio, sobre este supuesto nuevo proceso de verificación de identidad en caso de sospechas de comportamientos no admitidos en la comunidad de Twitter.

The Verge aclara que Twitter todavía no obliga a los nuevos usuarios a que proporcionen un número de teléfono cuando se registran en su servicio, lo que incluye a los que abren una nueva cuenta después de que la suya sea cerrada, pero indica que el equipo de la red social sí podría solicitar a usuarios específicos esta información, en especial, dicen desde esta web, si tiene constancia de que han incurrido previamente en comportamientos abusivos.

La propia red social así lo especifica en sus términos y condiciones, en los que dice lo siguiente: “Con el fin de hacer de Twitter un lugar seguro, podríamos pedir a determinados usuarios que nos aportaran información adicional al registrarse o iniciar sesión en Twitter. Por ejemplo, un número de teléfono o una dirección de correo electrónico”. No hace mención a que esto se vaya a utilizar sobre usuarios sospechosos. Se limita a decir “determinados” o “concretos”.

Una cuenta de correo es relativamente fácil de obtener sin el consentimiento de su titular, pero la cosa se pone difícil en el caso de un número de teléfono. Esta medida ha sido interpretada como una forma de perseguir más efectivamente a los usuarios que incumplen las normas de la red social, aunque ha despertado dudas en aquellos usuarios más celosos de su privacidad y libertad de expresión, como ya lo hacen otros aspectos de su reglamento, que también reserva a Twitter el derecho a suspender una cuenta sin previo aviso si considera que incumple sus ‘leyes’.

El pasado mes de diciembre la organización de consumidores FACUA denunció antes las autoridades a Twitter y su filial en España por “atentar contra la libertad de información al borrar tuits y suspender cuentas”. La federación puso entonces como ejemplo el de su propio portavoz, el periodista Rubén Sánchez (@RubenSanchezTW), quien vio cómo se suspendía su cuenta, supuestamente por revelar información confidencial de un tercero, el pasado 18 de noviembre debido a que tres meses antes había informado de un fraude telefónico.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.