Social Media

Unos científicos convierten Twitter en una herramienta para predecir enfermedades cardíacas

Escrito por Mihaela Marín

Lo que comunicamos a través de las redes sociales puede ser un indicador de nuestro estado de salud. Un grupo de investigadores ha encontrado una relación directa entre los mensajes de Twitter y la mortalidad por enfermedades cardíacas.

Considerada la principal causa de muerte a nivel mundial, según la Organización Mundial de la Salud, la enfermedad cardíaca se ha convertido en uno de los principales focos de interés para los investigadores que intentan reducir el número de afectados por esta patología. Algunos de los riesgos asociados más conocidos como el consumo de tabaco, la obesidad, la depresión o el estrés siempre han sido muy difíciles de identificar y representar a gran escala, pero las cosas están a punto de cambiar en la era de las comunidades online.

¿Podría haber alguna relación entre los mensajes que publicamos en las redes sociales y la enfermedad del corazón? La misma pregunta se ha hecho un grupo de investigadores de la Universidad de Pennsylvania y las respuestas a las que han llegado les han llevado a conclusiones bastante sorprendentes.

Partiendo de la suposición que el bienestar psicológico de las comunidades está ligado con la salud física y en especial con las causas de las enfermedades de corazón, los autores han considerado que Twitter podría ser la herramienta más adecuada para obtener una representación mucho más fiel del estado mental colectivo de las personas: “Con miles de millones de usuarios que escriben cada día sobre sus experiencias, pensamientos y sentimientos, el mundo de los medios sociales representa una nueva frontera para la investigación psicológica. Estos datos podrían convertirse en una herramienta para la salud pública inapreciable si pudieran ser relacionados con los resultados del mundo real”, aseveran

Con este objetivo en mente el equipo analizó el lenguaje emocional de 148 millones de tuits geolocalizados de usuarios que residen en 1.347 condados estadounidenses, una cantidad suficiente de datos dado que las zonas investigadas representan el 88% de todos los habitantes del país.

Los breves mensajes reducidos a 140 caracteres han servido para observar el uso de palabras comunes asociadas con las relaciones sociales positivas y negativas, así como de grupos de palabras que reflejan una gran variedad de estados emocionales pasando desde la hostilidad y la agresividad al aburrimiento y a las experiencias positivas.

twitter-heart-disease

Imagen  De acuerdo con el estudio, un modelo basado sólo en el lenguaje de Twitter logró predecir la mortalidad por enfermedad cardíaca mejor que un modelo que combina 10 factores demográficos, socioeconómicos y de riesgo de salud comunes.

El tipo de emociones transmitidas ‘online’ influyen en la salud de todos

Después de comparar los indicadores lingüísticos con datos oficiales disponibles a nivel de cada condado sobre la tasa de mortalidad por la enfermedad cardiovascular, así como acerca de la prevalencia de los factores de riesgo conocidos como la diabetes, la obesidad o el tabaquismo, los investigadores han conseguido encontrar un fuerte vínculo entre entre dos elementos que a primera vista no tienen nada que ver el uno con el otro.

Por un lado, se ha demostrado una fuerte relación entre el uso de emociones y palabras negativas y los índices de mortalidad por enfermedad cardíaca y por otro, se ha constatado que a mayor uso de palabras asociadas al optimismo y a las experiencias positivas crece el nivel de protección contra dicho trastorno.

Sin embargo, se nos advierte que el alcance de los mensajes va más allá de los propios creadores de mensajes: “La relación entre lenguaje y mortalidad es sorprendente, ya que las personas que tuitean palabras y temas que reflejan su enfado no son los que generalmente mueren por enfermedades de corazón. Eso significa que si muchos de tus vecinos están cabreados, eres tú quien tiene más posibilidades de morir de una enfermedad cardíaca”.

Los resultados del estudio apoyan la idea de que el tipo de comunicación que las personas deciden tener a través de las redes sociales puede ser usado como una herramienta de predicción del estado de salud, lo que ha determinado a los investigadores a considerar Twitter una “ventana a los fuertes efectos globales del contexto de la comunidad”.

 

 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.