Social Media

Twitter obliga a cumplir sus normas por las malas

twitterTras el conflicto con ÜberTwitter, ahora le ha tocado a TwapperKeeper perder parte de sus funciones para satisfacer las exigencias de Twitter. Unos lo ven como una caza de brujas y otros como un gran momento para ganar estabilidad. Pero nadie sabe por qué justo ahora.

TwapperKeeper es un servicio basado en Twitter que permite a los usuarios crear y exportar archivos de tweets en torno a palabras y hashtags. Y será así hasta el 20 de marzo cuando se vea obligada a cerrar su función de archivador y su API para cumplir estrictamente con los Términos del Servicio. Según ha explicado el fundador de la compañía, John O’Brien, los problemas están en la redistribución y la distribución de contenido (artículo 1.4.A), por lo que advierte de que cualquier servicio que ofrezca datos estructurados que no sean únicamente para consumo personal podrá verse afectado.

¿Por qué ahora?

Aunque ellos se escudan en que todos los días tienen que cerrar aplicaciones y servicios, la realidad es que las últimas decisiones son distintas. No se trata de pequeñas creaciones usadas por grupos reducidos de usuarios; TwapperKeeper, por ejemplo, lleva casi dos años en funcionamiento, y siempre ofreciendo  acceso a la API. Al preguntar sobre la causa de este cierre le dijeron que se trata de la estabilidad de Twitter.

“Pedimos a todos los desarrolladores del ecosistema de Twitter que se acojan a un conjunto de reglas sencillas que están ahí por el bien de los usuarios, y por la salud y la vitalidad de la plataforma en su conjunto”, dijo un portavoz. “Solemos llevar a cabo acciones para que se cumplan las normas; en realidad, un día cualquiera podemos suspender más de 100 servicioes que violan las normas de nuestra API”.

Desde diversos sectores del desarrollo se habla del fin de la edad de oro de Twitter, ya que con esta actitud tan severa pocas startups van a atreverse a crear un modelo de negocio en torno a las APIs de la red de microblogging.

El fundador de Favstar.fm, Tim Haines, denuncia que él hizo la petición y le fue denegada, pero sin embargo sigue habiendo servicios que ofrecen contenido directamente desde la API. Uno de ellos es Twitoaster, que entrega “hilos y archivos de tus conversaciones a tiempo real”, tiene una API y lo lleva haciendo públicamente bastante tiempo. Twitoaster fue creado por Arnaud Meunier, que ahora trabaja para Twitter. La única excusa es que haya recibido la autorización por escrito que sí otorga poder para realizar este servicio, una pregunta a la que ninguna de las partes ha querido responder.

¿Se está echando a perder la plataforma Twitter?

Este fenómeno está provocando un fuerte conflicto entre la comunidad de desarrolladores y también entre los medios que siguen la actualidad tecnológica. La opinión mayoritaria es crítica con el comportamiento de Twitter, y considera que está asfixiando a las startups de su ecosistema. Sin embargo el fundador de TextCapital, Jeff Pester, añadió lo qué el define como clave en este debate, quién hace el gasto y quién recoge el ingreso.

“Compañías como UberMedia tratan de beneficiarse directamente de la presentación y el gato que la infraestructura de Twitter ha comprado y por la que ha pagado. En mi opinión, Ubermedia tiene derecho a monetizar ‘entornos de consumo’ (sus apps) que aportan valor a los usuarios finales. Al mismo tiempo, Twitter merece una compensación por la utilidad que ofrece a Uber Media.

El único problema aquí es: ¿A quién están pagando y cuánto?”

Muchos desarrolladores sienten que ahora están en riesgo, que algo ha cambiado. Como O’Brien consideran que el único objetivo de la compañía es monetizar los datos, ya que la única compañía autorizada a la venta de contenidos es su Gnip.

Otros, sin embargo, esperan que estos cierren ayuden de una vez por todas a definir el entorno de trabajo, una medida que permitiría que todo se estabilice y mejore.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.