Social Media

Twitter lanza los vídeos con autoplay, una oportunidad publicitaria

Twitter expande su estrategia televisiva hasta Europa con dos adquisiciones
Escrito por Redacción TICbeat

Tras meses de pruebas, la red social de ‘microblogging’ implementa esta nueva característica, presente ya en otras plataformas como Facebook y Google.

Los vídeos en reproducción automática llegan, por fin, a Twitter. Tras meses de pruebas, la red social de los 140 caracteres ha decidido implementar definitivamente esta característica en todos los vídeos que se suban a su plataforma, así como GIF y clips de Vine, en un movimiento que la suma a otras tecnológicas que ya disfrutan desde hace tiempo de las bondades del autoplay, como Facebook y Google.

En una línea muy similar, precisamente, a lo que ya sucede con los vídeos en Facebook, cuando los usuarios naveguen por su feed de Twitter y se topen con un vídeo, éste comenzará a reproducirse automáticamente, aunque sin sonido. Si deciden hacer clic sobre el vídeo, se abrirá en un reproductor a pantalla completa y con el sonido activado.

Pese a que siempre hay usuarios que reciben de uñas la reproducción automática por considerarla intrusiva, en Twitter, como ya sucedió en Facebook, tienen claro que se trata de una gran oportunidad económica. Los anuncios en vídeo son el formato publicitario online que más ingresos está proporcionando, e incorporar a ellos el autoplay es una forma de asegurar que funcionen entre su público objetivo.

“Hemos descubierto que para persuadir a los consumidores no solo vale con mostrar una miniatura con un botón de play”, ha explicado, en declaraciones recogidas por el Wall Street Journal, Adam Bain, el presidente de Twitter para ingresos y alianzas. Ha añadido, además, que Twitter solo cobrará a los anunciantes cuyos vídeos permanezcan a la vista de los usuarios durante un mínimo de tres segundos.

Una nueva tarifa que se suma a los cambios ya puestos en marcha a lo largo de los últimos meses, en los que Twitter ha decidido empezar a cobrar solo  a los anunciantes por los clics concretos que éstos escojan, como la descarga de una aplicación o la visita a un sitio web, a diferencia de lo que sucedía antes, cuando la red social cobraba por cualquier interacción, favoritos y retuits incluidos.

A juicio de su responsable financiero, Anthony Noto, este cambio ha repercutido en los ingresos de Twitter, en especial, en los del primer trimestre del año, que no cumplieron con las expectativas. De momento la red social está recibiendo menos dinero porque ya no cobra a los anunciantes por todo. Pero su equipo espera que las nuevas tarifas y este nuevo formato de anuncio en vídeo (desde que lo introdujo, Facebook genera 3.000 millones más de reproducciones diarias) se traduzcan en una mayor satisfacción de los anunciantes que deriven, a su vez, en un aumento del presupuesto publicitario que destinen a la red social de los 140 caracteres.

Foto cc:  clasesdeperiodismo

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.