Social Media

Twitter experimenta con un timeline no cronológico

¿Cuáles son los planes de Jack Dorsey para Twitter? En dos palabras: Project Lightning
Escrito por Manuela Astasio

La red social se lanza a las primeras pruebas para revisar la que constituye una de sus grandes señas de identidad.

La idea de un Twitter en el que deje de mandar el orden cronológico estremece a algunos de sus usuarios más fieles y veteranos, casi tanto como la de perder el límite de los 140 caracteres. Pero parece que la red social de microblogging, inmersa en un proceso de cambio y búsqueda desde la llegada de Jack Dorsey al despacho de CEO, ya está experimentando con una nueva forma de organizar los tuits por su relevancia, y no únicamente por su fecha de publicación.

Así lo asegura The Wall Street Journal, que se hace eco de las declaraciones de una portavoz de la compañía, que reconoció que es un experimento, como tantos otros que se llevan a cabo en la red social, que forma parte de la exploración de nuevos modos de “destacar el mejor contenido para los usuarios de Twitter”.

El comunicado oficial llegó poco después de que algunos pantallazos de este supuesto nuevo timeline no cronológico se colasen ayer en la red social, donde algunos usuarios se llevaron las manos a la cabeza.

 

Desde la sucesión de Costolo, que dimitió en verano por no poder levantar los resultados económicos, por parte de Dorsey, han sido varias las actualizaciones que muestran una intencionalidad de convertir Twitter en una red social más fácil de entender para los recién llegados, y así fidelizar usuarios y captar otros nuevos. Un objetivo en el que el orden cronológico juega un papel fundamental, como demuestran novedades como la pestaña Twitter Moments, que permite seguir eventos concretos en tiempo real, o el cajón ‘Mientras no estabas’, que recupera tuits interesantes publicados durante la ausencia del usuario, cuya función es, en ambos casos, la de ayudar a la comunidad a encontrar la señal que le interesa en mitad de tanto ruido.

Twitter todavía no ha alcanzado los 400 millones de usuarios que Costolo pronosticó que llegarían al final de 2013, y en su equipo directivo piensan que la curva de aprendizaje de su red social, en la que existe una jerga propia con términos como RT o fav, y en la que la avalancha de contenidos sin algoritmo puede desesperar o aburrir a los no iniciados, tiene mucho que ver.

Ese orden cronológico de Twitter, en el que los contenidos se disponen de más a menos recientes, como sucede en los blogs, es una de las principales señas de identidad de la compañía, que la diferencia significativamente de rivales como Facebook, en los que el hilo de noticias que se muestra a los usuarios es ordenado por un misterioso algoritmo que decide qué resulta más interesante para estos, no siempre con el mismo nivel de acierto. Los tuiteros más fieles siempre defienden que es el orden cronológico lo que hace a Twitter un lugar democrático: el primero del timeline no es el que paga publicidad o el que tiene más seguidores, sino el más rápido en escribir. Sin embargo, el equipo de la compañía tiene miedo de que ese orden tan democrático le esté costando usuarios, que se marchan, aburridos, a otro sitio.

Si bien es cierto que Dorsey no ha ocultado en ningún momento su intención de revisar este aspecto, la posibilidad de modificarlo es un runrún que se remonta a los tiempos de Dick Costolo. En 2013 el entonces CEO de la red social se refirió públicamente a la posibilidad de crear algo así como “un modo DVR”, que permitiese rebobinar la conversación que se produce en la plataforma para regresar al punto de la misma que nos interesa.

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.