Social Media

Twitter corta el acceso de terceros a los datos de sus usuarios

Twitter pone en marcha un nuevo filtro contra los trolls
Escrito por Redacción TICbeat

La red social de los 140 caracteres rompe los lazos con aquellos terceros a los que hasta ahora vendía datos de sus tuits.

Durante años, la red social Twitter ha estado obteniendo ingresos de la venta de los datos de los tuits de sus usuarios a empresas de terceros, que, después, revendían, a su vez, esta información a otras compañías, interesadas en las conversaciones que sus consumidores mantenían en la plataforma. Parece que esa era toca ahora a su fin: Twitter quiere que sus datos se queden en casa, para que sea su equipo quien los administre y negocie con ellos.

De acuerdo con medios como el blog Bits, del New York Times, y con la web especializada en tecnología Recode, la red social ha decidido cortar esas relaciones y mantener, a partir de ahora, el negocio en torno a sus datos dentro de sus filas. Una decisión que estaría marcada por la compra de una de las compañías a las que hasta ahora vendía sus datos, Gnip, y por el valor potencial que esta información posee, cada vez mayor. Una forma, también, de responder a las peticiones de los anunciantes de Twitter de disponer de mejor información sobre la información que circula por la red social.

Según ha desvelado una fuente, Twitter ya advirtió hace alrededor de un año a sus socios de datos que esto podía suceder, coincidiendo, casi, con la adquisición de uno de ellos, Gnip, que se tradujo en la absorción de una parte sustancial del negocio de la concesión de sus datos. Algunos de los que hasta ahora eran sus aliados, como DataSift, han tratado de revertir la decisión de la red social con conversaciones que se han prolongado durante los últimos meses, pero finalmente no lo han conseguido.

En un correo electrónico intercambiado con Recode, un portavoz de Twitter ha confirmado que la decisión de recuperar el negocio de concesión de datos se produjo en mayo de 2014, inmediatamente después de la compra de Gnip, y se tomó con la intención de “ofrecer mejores servicios a nuestros clientes y consumidores”.

Expertos y analistas coinciden en señalar la importancia y el valor que, en un futuro nada lejano, podrá tener para las empresas conocer lo que sus clientes comparten en Twitter. Así fue, por ejemplo, cómo la conocida operadora de telefonía móvil norteamericana T-Mobile pudo acercarse a aquellos clientes que se quejaban en Twitter de que la compañía no les ofrecía un iPhone. T-Mobile podría haber frenado así la marcha de una parte significativa de estos consumidores insatisfechos.

Una noticia que, por otro lado, confirma una realidad para muchas de las grandes empresas que hoy participan en el negocio de la tecnología: quien hoy es socio mañana puede ser competidor.

Foto cc: Robert Scoble

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.