Social Media

Senatia: una red social para que todos tomen decisiones

Escrito por Manuela Astasio

Sus creadores se embarcaron en el proyecto para mejorar la comunicación entre los políticos y los ciudadanos.

Senatia es una red social para agrupaciones políticas y ciudadanas que ha visto la luz esta semana y que se basa, según sus creadores, en aquello que precisamente parecen haber perdido tantos: la confianza. Esta plataforma, dice su cofundador Ismael Yousfi Roy, es “una herramienta social para tomar decisiones sobre cualquier tema de forma colectiva”.

Esta comunidad online se organiza en grupos, capaces de elegir mediante votos revocables en cualquier momento a sus propios ‘senadores’ o representantes, así como de proponer ‘leyes’ y de aceptarlas, rechazarlas o modificarlas. Porque Senatia, como explica Yousfi Roy, no es solo una red social, “sino también una herramienta”.

 “Muchos de nosotros utilizamos hoy las redes sociales como una forma de diversión, para conocer gente o para mantener el contacto con nuestros conocidos”, señala, “y su persistencia y visibilidad en Internet las hacen también muy efectivas a la hora de sacar adelante proyectos políticos o propuestas”. En este caso, el objetivo es construir una red social “que produzca un beneficio a sus usuarios y a la sociedad en su conjunto”.

Las leyes de todos

Las ‘leyes’ que promulgará Senatia son “una forma de reacción social”, detalla Yousfi Roy. Se trata de “conceptos simples y concisos, fácilmente asimilables por todos”. “Pueden ser ideas tan simples como ‘La prioridad del país debe ser reducir el paro’ o ‘Debemos proteger a nuestra comunidad de investigadores’”, comenta el cofundador de Senatia, que no quiere que “los tecnicismos o los detalles nos alejen de los objetivos comunes y limiten nuestra capacidad de decisión”.

“No buscamos un sistema complejo de toma de decisiones o desarrollar leyes que solo entiendan los juristas. Queremos un lugar donde cualquiera pueda aportar su idea para una sociedad mejor”, asegura.

Moderación y difusión

Yousfi Roy reconoce que “sin un cierto orden, jamás se tomarán decisiones”. Senatia intenta impedir que suceda eso a través de su sistema de grupos, que eligen, mediante el voto directo, a sus moderadores y administradores.

Una vez esas ‘leyes’ hayan sido propuestas por los usuarios de Senatia, la red social se encargará de darle “toda la difusión posible para que sean aprobadas, utilizando todos los canales”. “Pretendemos ser un lugar con autoridad y voz creado por nuestros usuarios, que ejerza presión de forma indirecta en nuestras realidades sociales y políticas, generando cambio de forma natural y pacífica mediante el intercambio de información”, proclama Yousfi Roy.

Internet es más eficiente

El poder de intercambio de ideas a gran velocidad de Internet abre las puertas, según el cofundador de Senatia, “a un modelo de organización mucho más eficiente”, aunque aclara que “no estamos hablando de crear un nuevo sistema electoral basado en el voto de Internet, puesto que no existen aún las herramientas para hacerlo seguro y exento de fraudes”.

Inspirada, entre otras cosas, por los grupos de discusión del 15M, las campañas de Change.org y el crecimiento del crowdfunding en España, Senatia habla de “potenciar la organización asamblearia, la información y la capacidad de utilizar la red para localizar necesidades y transmitirlas de manera más útil a las clases políticas o administrativas”.

Reactivar la comunicación entre políticos y ciudadanos

A Yousfi Roy y a su socio, Adnan Morabet, se les ocurrió esta idea cuando el primero llevaba dos años trabajando fuera de España y temía el momento de regresar, “por la situación económica y social”. “Empezamos a hablar sobre mejorar la comunicación entre el político y el ciudadano, porque lo vimos como uno de los desencadenantes de la situación actual”, recuerda.

Ése es el motivo por el que los partidos políticos tradicionales también tienen cabida en Senatia. Yousfi Roy indica que ha contactado con muchos de ellos porque su objetivo es que la red social “sea un lugar de comunicación y toma de decisiones para agrupaciones de electores, plataformas políticas, sindicatos o cualquier tipo de asociación”. Ni siquiera tienen que ser necesariamente políticas, apunta.

Foto cc: Ondasderuido

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.