Seis consejos para gestionar Facebook de forma profesional

Facebook adquiere la startup Branch Media por 15 millones de dólares

Gestionar páginas de Facebook de manera profesional no es como conversar en tu muro con amigos y familiares. En muchas ocasiones, lo más conveniente es si se puede un servicio de social media o formar a algún empleado para que lleve las redes de la empresa; sin embargo, si no se puede -o bien si no se necesita un resultado 100% profesional para la página- siempre podremos mejorar la gestión de nuestras páginas en Facebook por nosotros mismos. Este artículo incluye 6 (+1)  sencillos consejos que te harán un administrador más efectivo para que tu página sea un poco más profesional.

Limitar la publicación en el muro

Debes decidir si todo el mundo puede publicar en el muro de tu negocio o si prefieres limitar las publicaciones. En sentido general, recomendamos editar la página para que solo los administradores puedan publicar en el muro, de esa manera tendrás pleno control sobre lo que se publica. Desde el panel de administración podrás decidir quiénes serán administradores de la página e incluso delimitar diferentes niveles de gestión.

Confía en Facebook Insights

La analítica lo es todo. Los profesionales de una página en Facebook no actúan por ciencia infusa: atienden a los resultados estadísticos para conocer qué es lo que demanda el público, qué contenidos son sus preferidos, cómo se interactúa con la noticia. Facebook Insights reúne toda la información que necesitas para analizar las páginas que administras. Funciona como herramienta de evaluación para saber si el contenido de la página llega adecuadamente al público. En función de los resultados analíticos, se variará o se mantendrá la estrategia de publicación de contenidos.

En Internet, menos son más

Parafraseando la conocida regla de oro enunciada en los albores del diseño web, en el caso de las redes sociales mientras menos administradores tenga una página, mejor. Dos o tres administradores de una página respondiendo a los usuarios y añadiendo contenidos pueden ser demasiados si no se gestiona adecuadamente.

La importancia de la coordinación

Si aun así la página se va a gestionar entre más de una persona, la coordinación debe repetirse en sesiones regulares ya sea cada mes o cada trimestre, en forma de reuniones a las que conviene que asistan todos los administradores de una página. Allí de hablará del criterio común y se comentarán las acciones más relevantes del periodo anterior, se debatirá sobre las nuevas actualizaciones de Facebook y se escucharán las propuestas de cara al siguiente periodo.

Definir la voz de la página

Cada individuo tiene una voz única, pero cuando representa a una empresa o marca en una página de Facebook, los administradores de las páginas deben trabajar juntos para formar una voz diferente: la de la marca. Es importantísimo establecer pautas de publicación y conservar un estilo homogéneo. Crea y publica un documento compartido (en Google Docs o cualquier otro sistema de trabajo online) con una pequeña guía editorial, lo que en periodismo se conoce como libro de estilo. De este modo, los administradores de la página pueden consultar el documento en cualquier momento cuando necesitan saber qué mensaje publicar y, sobre todo, cuáles no. El documento debe incluir también recomendaciones sobre la interactuación reactiva: en qué tono responder a la hora de relacionarse con la base de fans en Facebook. Asegúrate de que los administradores de tu página están familiarizados con esa voz y saben cómo comunicarse adecuadamente con los posibles clientes.

Crea reputación social con tu marca

Facebook permite que navegues por su plataforma con tu perfil o bien con el de tu página. Eso quiere decir que puedes seleccionar el de tu página e interactuar con otros usuarios y negocios en nombre de tu empresa, siempre que tengas cuidado y no peques de exceso: la frontera entre la socialización y el spam es a veces demasiado delgada y cruzarla puede tirar por la borda meses de campaña. Sin embargo, con precaución y buen gusto, interactuar con el nombre de tu marca es una buena manera de establecer contactos con empresas similares y aprovechar el poder de marketing de Facebook.
El último consejo, no por ello menos importante: cuida con especial cuidado la ortografía. Una redacción incorrecta echa por tierra todo el trabajo para generar confianza y dotar de profesionalidad a nuestra página.

 

 

Contenidos Relacionados

Top