Seis consejos de seguridad para combatir a los trolls en Twitter

troll

Como cualquier otro lugar de encuentro en la red, Twitter se ha convertido en el escondrijo de acosadores que molestan y provocan a otros usuarios mediante comentarios fuera de lugar. Ante los trolls en la red de microblogging, como reza el dicho, el mejor desprecio es no hacer aprecio. Pero, además del ya clásico don’t feed the trolls que aprendimos en los foros y los blogs, existen otros trucos para protegernos de los perfiles maliciosos de Twitter. La firma de seguridad Kaspersky ofrece varias claves para mantener nuestra cuenta a salvo.

1. Limpieza general de seguidores. Kaspersky recomienda revisar con frecuencia nuestra lista de followers en Twitter para bloquear a aquellos que no consideremos adecuados y evitar, así, que puedan leer nuestros tuits y actualizaciones. En el caso de que utilicemos un cliente de Twitter como Tweetcaster, Plume, tweeTRO o Tweetdeck, lo más probable es que debamos “investigar” entre sus funcionalidades antes de localizar la opción de bloqueo.

2. Protege tu cuenta de usurpadores con una contraseña robusta. Por robusta, Kaspersky entiende una clave larga, sin palabras incluidas en los diccionarios y que combine letras y números. Twitter anunció recientemente, además, la puesta en marcha de un sistema de doble verificación.

3. Cuidado con los trending topics, pues estos suelen ser utilizados como escondrijo por spammers y trolls, que pueden llegar a hacerse pasar por víctimas de una tragedia, asegura Kaspersky, con tal de que los usuarios pinchen en sus enlaces maliciosos.

4. Como mencionábamos recientemente en un artículo, no debemos confiar ciegamente en las URL acortadas, en especial si no conocemos a su remitente.

5. La información personal como números de teléfono y direcciones postales no debe ser compartida en Twitter, y mucho menos aquellos datos confidenciales que puedan ayudar a los cibercriminales y a los trolls en sus ataques.

6. Tampoco debemos acceder a nuestros perfiles personales de correo y redes sociales a través de redes públicas de WiFi, de ordenadores públicos o del equipo de otra persona.

Foto cc: pattoncito

Contenidos Relacionados

Top