Social Media

¿Sabrías detectar a los bots de Twitter?

se calcula que casi 3 millones de tuiteros son bots
Escrito por Lara Olmo

La red social del pajarito tiene unos 310 millones de usuarios y se estima que el 1% no son humanos sino bots. Aunque resulte difícil reconocerlos, repiten ciertos patrones al tuitear.

Hace poco te contábamos que casi la mitad del tráfico web es generado por bots. Pero es que su actividad se extiende más allá de los buscadores y de un tiempo a esta parte se han vuelto habituales en entornos de redes sociales, principalmente en Twitter.

Para hacerse una idea del papel que representan estos tuiteros no humanos, basta fijarse en los números: la red social que dirige Jack Dorsey tiene cerca de 310 millones de usuarios activos, de los cuales se estima que el 1% son bots, según calcula la plataforma de análisis de conversaciones en redes sociales Séntisis.

Un porcentaje que de primera no parece alto, pero que traducido a números redondos, se convierte en 3 millones de usuarios “no humanos”.

Los bots generan la mitad del tráfico en internet

Existen bots que informan sobre el tráfico, el tiempo o los precios de la gasolina, y que generan una información muy útil. Además, pueden ayudar a los internautas a resolver sus dudas a las horas en las que no haya una persona detrás del ordenador.

Además, durante la campaña electoral más de un partido ha incorporado a su legión de simpatizantes a estos usuarios robóticos, que incansables y automáticos, ayudaban a generar más ruido con sus tuits.

Pero, ¿cómo diferenciar a un tuitero humano de uno que no lo es? Algunos recurren a técnicas de camuflaje para que Twitter no los detecte, como por ejemplo, ponerse nombres y apellidos generados automáticamente y emplear descripciones estándar. Muchos se hacen ‘follow’ entre ellos, dejan de publicar cada cierto tiempo como haría un usuario de carne y hueso e incluso se abren cuentas nuevas.

Hay varios factores que pueden darnos pistas sobre la naturaleza, humana o bot, de un tuitero:

  • Algunos usuarios automáticamente publican contenido de ciertos medios. Esto puede hacerse para posicionar las noticias en la red social y que aparezcan primero en la búsqueda de los usuarios, lo que repercute en mayor tráfico en la web y por tanto más ingresos.
  • Otros utilizan bots para determinados fines, como hacer que su artista favorito participe en un concurso o generar mala imagen sobre un partido político o compañía. En este caso la línea entre entre bots y grupos de trolls es delgada: cuando , se planifica una acción para atacar a una entidad en un determinado momento, este comportamiento puede ser automatizado o pueden haber detrás usuarios reales.
  • Otra parte de la comunidad tuitera simplemente se aprovecha de la automatización para hacer el contenido más eficiente. Hay plataformas que hacen que nuestro comportamiento sea “más bot”, permitiendo planificar y calendarizar los tuits.

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.