Social Media

La privacidad en Facebook: los mitos y las verdades sobre la red social

Escrito por Natasha Bernal

Descubrimos desde Facebook la verdad sobre la privacidad para usuarios.

La red social ha cometido errores, pero ha sabido aprender de ellos. Este es el mensaje principal de la sesión sobre privacidad de Facebook en Madrid, en la que se ha explicado lo que hace Facebook con los datos de los usuarios, cómo responde a las quejas y con quién trata a la hora de proteger la privacidad de Facebook en Europa. A continuación, recogemos los mitos y las verdades de la red social para resolver las mayores dudas sobre Facebook:

Al cerrar la cuenta, se quedan con nuestros datos durante 3 años

Esto es un mito. Según explica Richard Allan, director de asuntos públicos de Facebook, muchos de los usuarios de la red social deciden desactivar sus cuentas por un tiempo determinado por diferentes motivos. En ese caso, la red social guardará todos los datos de forma privada (sin que ningún otro usuario pueda acceder) hasta que el usuario decida volver a activar su perfil. Si el usuario decide borrar directamente su perfil, la red social guardará hasta 90 días los datos por si se decide cambiar de opinión y para gestionar el cierre. “Muchas veces los usuarios se arrepienten”, apunta Allan, añadiendo que en ocasiones, se podría tratar de una broma de un amigo o conocido que se ha encontrado la sesión abierta en un dispositivo compartido. Para asegurarse de que no es el caso, tienen que dejar un margen antes de borrar todo para siempre.

Facebook vende nuestros datos a aplicaciones que usan la plataforma

Es un mito. Aunque Facebook no toma la responsabilidad de lo que pudiese ocurrir después de que un usuario acceda a una aplicación de una tercera parte dentro de la red social, intentan mantener unos estándares de calidad en las apps que se unen a ella. “Si una aplicación se porta muy mal nuestra política nos permite tomar acción contra la aplicación”, apunta Allan.

Es verdad que los anunciantes en Facebook cuentan con muchos recursos para descubrir nuevos clientes y ponerles como objetivo en sus campañas de publicidad. Allan apunta sin embargo que la compañía no vende datos a los anunciantes, sino que como en años anteriores, pueden controlar que tipo de persona es el objetivo y ver cuántas personas han respondido a la oferta.

Tenemos derecho a ver nuestros datos de Facebook

Es verdad. Dentro de las cláusulas (que van apoyadas por la Unión Europea), los usuarios tienen derecho a que se les faciliten todos los datos que se compartan en redes sociales. En Facebook, esto se traduce a una descarga dentro del perfil de privacidad, sin costes para los usuarios.

Facebook rastrea todo el contenido en la red social

Es un mito. Aunque la red social colabore con entidades para la protección de menores (especialmente en casos de pornografía infantil), es muy difícil controlar a las miles de personas que suben contenido al site cada día. Es por esto que la red social cuenta con los botones de ‘report’ para que los propios usuarios se autoregulen. Los usuarios pueden reclamar a otros que bajen o eliminen fotografías o contenido que les ofenda o ir a Facebook directamente a hacer una reclamación. Las respuestas de Facebook pueden variar según la gravedad del problema, desde unas horas hasta dos o tres días. Los usuarios cuentan con un Reporting Dashboard para ver sus reclamaciones y el estado de las mismas.

El debate de la privacidad

Con los nuevos cambios legislativos europeos, las empresas multinacionales como Facebook se enfrentan a nuevos retos (y consiguen nuevas victorias). Ahora las empresas tendrán que tener una reguladora principal (en el caso de Facebook se encuentra en Irlanda, pero quizás tengan que asumir nuevos controles de privacidad que podrían afectar la forma en la que los usuarios son informados de los términos y condiciones de servicio. “El debate es hasta qué punto los reguladores podrían imponer requisitos (…), teniendo en cuenta que quieren que los servicios se expandan en Europa”, dice Allan. En general, Facebook cree que los usuarios entienden su política de privacidad. “No suelen quejarse sobre nuestro modelo de privacidad, sino sobre algunos casos en concreto”, comenta Allan.

Foto cc Sean McEntee, Michael Francis McCarthy

Sobre el autor de este artículo

Natasha Bernal