Social Media

El peligro de llamarse como un famoso en Twitter

Twitter nombre redes socialesDesde la creación de Twitter y, sobre todo, a partir de su explosión en número de usuarios hace unos años, varios actores, políticos, deportistas y demás personalidades han llegado a la red social. Sin embargo, muchos descubrieron que sus nombres ya estaban ocupados por personas que se llamaban igual.

Ante esta situación ha habido diferentes aproximaciones. En la mayoría de los casos se han conformado con elegir un nombre distinto, mientras que en otras ocasiones han solicitado al primer usuario el control del perfil e, incluso, han llegado a ofrecer dinero por ello.

La red social, por su parte, permite que los usuarios utilicen el seudónimo que deseen, siempre que no se hagan pasar por otra persona, una aproximación bastante más permisiva que la de compañías como Google+ o Facebook. Además, las cuentas con fines paródicos también están permitidas.

No obstante, esto no evitó que @TomGreen, un profesor canadiense, sufriera el acoso de los fans del también canadiense y cómico Tom Green (@tomgreenlive en Twitter) que escucharon un programa de radio al que acudió el Green famoso.

La importancia de llamarse Tom Green

Los presentadores de este programa, Gregg ‘Opie’ Hughes y Anthony Cumia, preguntaron al cómico por qué no utilizaba su verdadero nombre en Twitter. Éste les respondió que era propiedad de otra persona, algo que lamentaba, pues le resultaría más fácil conseguir nuevos seguidores. No obstante, explicó que tampoco le daba mucha importancia y que no quería entrar en “una guerra de Twitter”.

Sin embargo, Opie y Anthony enviaron un mensaje al profesor en el que le preguntaron por qué no dejaba que “el verdadero Tom Green” utilizase ese nombre y le pedían que dejase de ser “tan egoísta”.

Esto desencadenó una lluvia de comentarios negativos hacia el profesor e, incluso, la publicación del teléfono del despacho de Green, según recoge Cnet. Otros usuarios llegaron a acusarle de pederastia en mensajes que el propio profesor retuiteó. “No es divertido, ¿verdad?”, preguntó después.

Finalmente, el Green actor trató de poner freno a esto con la publicación de una carta abierta en su blog. En ella, explica que él también se ha “convertido en una víctima” de esta situación, ya que se le acusa de haberla propiciado.

“La gente ha estado molestando al otro Tom Green en su cuenta de Twitter. Llamándole cosas y pidiéndole que me diese su nombre. Yo no quiero su cuenta de Twitter”. El problema es que, según dice, varias personas “han decidido hacer de esto su causa. Una causa que no apoyo”.

“Simplemente no hay suficientes Tom Green en el mundo. Y yo estoy feliz siendo @Tomgreenlive. Y por favor, dejad a @Tomgreen en paz”, continua Green antes de publicar un correo que envió al profesor. En él, lamenta lo ocurrido, le asegura que intenta evitar que siga sucediendo y le invita a cenar la próxima vez que esté en Toronto.

Sobre el autor de este artículo

Guillermo del Palacio