Social Media

¿Para qué quiere Twitter ‘tweets’ más largos?

twitter_dancing
Escrito por Manuela Astasio

Dorsey se pronuncia por primera vez acerca de la eliminación del límite de los 140 caracteres y pronostica grandes ventajas.

La red social de los 140 caracteres podría dejar de ser tal: Jack Dorsey, el CEO de Twitter, puso fin esta semana a los rumores que vaticinaban desde hace tiempo un cambio sustancial en la esencia de su plataforma confirmándolos. Anunció que su compañía, que ya eliminó este límite de sus mensajes directos, se dispone a explorar las posibilidades de permitir compartir tweets más largos. Pero ¿con qué fin?

El día de Reyes Dorsey tuiteó desde su perfil oficial una captura de imagen de un texto de varios párrafos. En él se preguntaba, básicamente, qué pasaría si artículos de esa extensión pudieran ser tuiteados directamente, sin necesidad de links ni de pantallazos, a través de Twitter. “Textos que pudieran ser buscados. Textos que pudieran ser destacados. Eso implica más utilidades y más poder”, reflexionaba el empresario.

pic.twitter.com/bc5RwqPcAX

— Jack (@jack) enero 5, 2016

 

El límite de los 140 caracteres, que Twitter estableció en sus inicios como una manera de permitir que sus contenidos cupieran en un mensaje SMS (entonces tan utilizados), se convirtió primero en “una bella limitación”, según palabras de Dorsey, y, más adelante, en una de sus señas de identidad. Vulnerarlo, por tanto, supone, para muchos, un desafío al espíritu de la red social, que también explora otras posibilidades polémicas como renunciar al orden cronológico de su timeline. Sin embargo, desde su equipo defienden que superar este límite puede aportarle grandes ventajas a la hora de acometer su mayor reto: la captación y retención de usuarios.

Con la posibilidad de publicar contenidos en su plataforma sin límite de caracteres, Twitter se reposiciona en la batalla que desde hace tiempo mantiene con Facebook para convertirse en la red social para consumir noticias y contenidos informativos, en la que la compañía de Mark Zuckerberg se había anotado recientemente un tanto gracias al lanzamiento de Instant Articles.

Desde hace algunos meses, Facebook trabaja con editores de renombre como The New York Times y The Guardian para conseguir que éstos publiquen contenidos exclusivos directamente en la red social a cambio de algunas ventajas como ingresos publicitarios. La ventaja que una red social obtiene de esto es que consigue evitar que muchos usuarios abandonen su plataforma para visitar webs de terceros, y que obtiene, de dicha retención, mayores ingresos publicitarios. Aumentar el número de caracteres que permiten sus tweets le abriría también a Twitter la puerta de este escenario.

Por otro lado, la inserción directa de textos más extensos en la red social del pajarito también representa una solución a uno de los que, para muchos, es uno de los grandes problemas de compartir contenidos a través de ella: que con frecuencia solo unos pocos clican en los enlaces que se tuitean, y muchos menos leen íntegramente los textos que contienen. El tiempo demostrará si eliminar pasos y webs intermedias le da alas a los contenidos.

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.