Social Media

Un paquete sospechoso agita los alrededores de Twitter en San Francisco

Un paquete sospechoso agita los alrededores de Twitter en San Francisco
Escrito por Redacción TICbeat

La aparición de una mochila colgada en un árbol de Market Street interrumpió la normalidad de un área en la que se ubican varias startups.

La de ayer fue una mañana agitada para Twitter y las startups que también tienen sus oficinas en la calle Market, una de las principales arterias de San Francisco. Una mochila abandonada en una rama de un árbol despertó la alarma de varios ciudadanos, que terminaron avisando a la policía para que investigara si se trataba de un paquete bomba. Por fortuna, todo quedó en un susto.

Una llamada a las 09.45 AM, hora local, alertó a la policía de la ciudad californiana de la presencia de una bolsa colgando de un árbol situado frente a las oficinas de Dolby Laboratories, en el número 1275 de Market Street, informa Recode. Los testigos aseguran que la policía cortó la calle durante al menos dos horas, y que desplazó a la zona una furgoneta con equipamiento de desactivación de explosivos. Las fuerzas del orden también detuvieron durante ese período el tráfico de los trenes de cercanías Bart y de autobuses Muni que circulan tanto por la superficie como por debajo de dicha calle (en la imagen superior, en una captura de Google Maps) hasta que la posibilidad de que la mochila ocultase una bomba fue descartada. Las oficinas de Twitter, no obstante, no llegaron a ser evacuadas, puesto que, según ha declarado uno de sus portavoces, no se llegó a recibir ninguna amenaza, aunque edificios próximos sí procedieron al desalojo.

Los trabajadores de Twitter no son los únicos vecinos ilustres de esta zona de San Francisco: cerca de allí se encuentran las oficinas de otras startups tan conocidas como el servicio de uso de transporte privado Uber, la plataforma de citas Zoosk, o el auditorio Bill Graham, en el que Apple anunció ayer sus últimas novedades.

La situación no tardó en ser retransmitida a través de las redes sociales, en especial mediante Periscope, la plataforma de streaming de vídeo móvil que, precisamente, adquirió Twitter el pasado mes de marzo, por la que habría pagado entre 50 y 80 millones de dólares.

Tras un primer momento en el que se difundió el rumor de que la aparición del paquete sospechoso había estado acompañado de una amenaza de bomba, la Policía de San Francisco procedió a aclarar públicamente que tal amenaza no llegó a producirse nunca, y que todo se limitó a la denuncia de la aparición de la mochila.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.