Social Media

Padres estadounidenses reclaman a Facebook lo que sus hijos se gastaron

Facebook, muy cerca del dinero electrónico
Escrito por Redacción TICbeat

Facebook se enfrentará a una acción judicial colectiva en los tribunales estadounidenses, que reclama que la compañía reingrese a los padres lo que sus hijos menores de edad gastaron en juegos, créditos y otros ítems en la red social, utilizando sus tarjetas de crédito y débito sin su consentimiento.

La decisión que lo permite, informa Reuters, la ha tomado una jueza de California llamada Beth Labson Freeman, quien ha considerado que la ley estatal protege a los padres en el caso de que sus hijos compren cosas sin su permiso, debido a la “falta de juicio” de los pequeños.

Freeman entiende que el deseo de los menores de edad de continuar con la compra que realizaron utilizando los datos bancarios de sus padres no es suficiente para justificar la negativa de la red social de devolver a éstos las cantidades gastadas.

La jueza cree, así, que puede haber lugar para esta reclamación, puesto que habría cientos de miles de padres con el mismo problema, pero no piensa que deba solucionarse con una indemnización colectiva por parte de Facebook, ya que entre los afectados hay una gran variedad de situaciones y cantidades gastadas. Ve más plausible que la compañía devuelva de forma individual a cada demandante lo gastado por sus hijos.

La demanda la iniciaron los padres de dos niños, que desembolsaron cantidades de cientos y de más de mil dólares, respectivamente,d en créditos y juegos de Facebook. Uno de los abogados que los defiende asegura que ha de ser tenido en cuenta el hecho de que Facebook es una compañía que sí tiene información sobre la edad de sus usuarios. La edad mínima para registrarse en la red social es de 13 años, aunque es posible mentir.

Facebook, por su parte, sostiene que la demanda no tiene fundamento y ya ha anunciado que se defenderá de ésta.

No es la primera vez que padres estadounidenses reclaman en los tribunales lo que sus hijos gastaron en tiendas virtuales. Un grupo de familias ya demandó a Google y a su Play Store por el mismo motivo, al igual que sucedió con Apple. La compañía de Cupertino finalmente acordó desembolsar varios millones de dólares.

Los demandantes suelen sostener que los procesos de compra no son todo lo seguro que debieran, permitiendo realizar varias compras seguidas sin necesidad de que el titular de la tarjeta dé su consentimiento expreso, y se quejan también de que muchas apps de juegos están programadas para resultar altamente adictivas y requerir, en ocasiones, de la compra de extras para que el usuario pueda continuar jugando.

Foto cc:  clasesdeperiodismo

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.