Social Media

No es tan fácil luchar contra las ‘fake news’, dicen en Facebook

Trump vs zuckerberg

Facebook defiende el papel humano al vigilar los anuncios pagados para evitar la difusión de bulos y prevenir un posible sesgo ideológico provocado por un sistema de revisión 100% automático.

Quien le iba a decir que la mayor crisis reputacional de Facebook iba a tener que ver con Donald Trump, los intereses rusos en inundar a la opinión pública norteamericana y el auge de las noticias falsas (‘fake news’, en inglés). La mayor red social del planeta está testificando ante el Parlamento de EEUU sobre su papel a la hora de frenar la expansión de esta propaganda política, lo que ha motivado también que la compañía reconozca el enorme calado que la ‘posverdad’ encontró en Facebook y haya prometido medidas para combatirla en el futuro.

Entre esas mejoras, Facebook ha confirmado ya la optimización de sus algoritmos para detectar las fuentes y temáticas que no sean verídicas, además de anunciar la contratación de 1.000 profesionales de carne y hueso para revisar sus contenidos pagados. Una aproximación dual que responde a un problema mucho más complicado y peligroso de resolver de lo que nos podríamos imaginar.

Así al menos lo ha asegurado el jefe de seguridad de Facebook, Alex Stamos, máxima figura en la investigación interna de la firma sobre las injerencias rusas en las elecciones presidenciales de 2016. En su opinión, tomar medidas drásticas contra las ‘fake-news’ (por ejemplo, mediante filtros que bloqueen automáticamente temas controvertidos) podrían traer consigo prejuicios ideológicos de difícil resolución.

Las noticias falsas y la ‘posverdad’: cómo Internet manipula el mundo

“Es muy complicado detectar las noticias falsas usando sólo programas de ordenador. Porque nadie debe pensar que los algoritmos son algo neutral, pero muchos no son conscientes de los riesgos que ello supone“, ha explicado el experto en un hilo de Twitter. Para Stamos, haber apostado solo por bots hubiera sido posible únicamente si “no te preocupa convertirte en el Ministerio de la Verdad, con sistemas de aprendizaje automático entrenados en nuestros sesgos personales”.

Defensa a ultranza pues de la contratación de un millar de analistas que, además, viene acompañada de un recado a los políticos que exigen más y más esfuerzos para luchar contra las ‘fake news’. En palabras de Stamos, “muchas personas no están pensando mucho en el mundo que nos están pidiendo [a Silicon Valley] que construyamos. Solo cuando los dioses quieren castigarnos, contestan a nuestras oraciones”.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.