Social Media

Un niño de 10 años se convierte en hacker de Instagram

Un niño de diez años hackea la red social Instagram

Las nuevas generaciones vienen pisando fuerte con respecto al manejo de las nuevas tecnologías. Esta semana, un niño finlandés de tan solo diez años ha hackeado Instagram y obtenido una suculenta recompensa económica por ello.

Jani, un muchacho de Finlandia encontró una manera de infiltrarse en los servidores de Instagram y eliminar el texto posteado por cualquier usuario de la red social. El tabloide finlandés Iltalehti subrayaba lo curioso del caso, ya que en primer lugar, el joven tiene tres años menos que la edad mínima permitida para tener una cuenta en Instagram y por otra parte, detectó un punto flaco del que los ingenieros de Facebook, la dueña de la red, no se habían percatado. Hackear Instagram no fue una hazaña demasiado compleja para este habilidoso niño.

Repost, una app para compartir contenido en Instagram

La historia tuvo un final feliz, ya que Jani decidió informar a la compañía del bug encontrado y mandar un e-mail a Instagram acerca de la vulnerabilidad de la red, solucionada por el servicio informático mediante un parche unos días después.

La recompensa de Facebook por detectar el bug

Como resultado, Jani fue obsequiado con 10.000 dólares, procedentes del programa de recompensas por encontrar bugs de Facebook. La compañía otorgó al joven 5.6 veces más dinero que el que suelen aportar en este tipo de casos. No es la primera vez que Jani y su hermano encuentran un bug, algo que llevan practicando desde su infancia más tierna, pero si es la primera vez que reciben una compensación económica.

“Hubiera sido capaz de eliminar el Instagram de cualquiera, incluso el de Justin Bieber”afirmó el protagonista al diario finlandés Jani, relatando que gastará el dinero -equivalente a unos 9.000 euros- en sus pasiones: el fútbol y comprarse una nueva bicicleta.

¿Qué son los Bug Bounty Programs?

La recompensa monetaria por revelar el hackeo de Instagram está inscrita en el programa Bug bounty de Facebook. Este tipo de iniciativas son cada vez más frecuentes entre los gigantes tecnológicos como Google, Microsoft o el propio Facebook, incentivando económicamente a expertos que puedan detectar diferentes tipos de vulnerabilidad en el código de la compañía.

Ya en diciembre del año pasado, y dentro del mismo programa de caza al bug, un investigador de seguridad independiente llamado Wesley Wineberg, pudo acceder a los servidores de Instagram y también obtuvo una recompensa por ello.

Vía | BBC News

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.