Social Media

Nace Cookflat, la red social para degustar comida en casas particulares

Escrito por Miriam Castellanos

Esta nueva red social gastronómica propone degustar y dar a conocer los platos caseros típicos de diferentes culturas en casas particulares.

Cookflat es una nueva red social gastronómica que propone degustar comida casera de diferentes culturas en casas particulares. En esta web participan personas de diferentes partes del mundo que quieren dar a conocer sus platos tradicionales en su propio domicilio a aquellos curiosos que quieran compartir esta experiencia.

Los usuarios registrados pueden elegir entre varias propuestas de menú, que dependerán de lo que cada uno quiera ofrecer. El punto fuerte es poder probar los platos caseros tradicionales del país de procedencia de los usuarios, participando en la mesa con más nacionalidades. Así, uno puede ir a cenar a casa por ejemplo de una japonesa, un andaluz, un senegalés o una colombiana, que quieran compartir su gastronomía con los demás.

Esta innovadora web se abre tanto a un público local que quiera explorar las costumbres culinarias de otras culturas en su propia ciudad, como a los visitantes o turistas interesados en degustar la comida casera autóctona. Los anfitriones pueden recibir el número de invitados que estimen con la frecuencia que deseen, en un único turno, siendo imprescindible reservar con antelación o consultar la disponibilidad.

Para cubrir los costes de la comida, se deberá hacer una aportación económica cuya cantidad decidirá el propio anfitrión. En el perfil de cada usuario se detalla la descripción del menú, el máximo de comensales, los horarios, fotos e incluso las reglas de la casa.

Cookflat es una excelente oportunidad para conocer gente nueva y descubrir otras culturas, a través de una experiencia culinaria. De momento, el servicio sólo está disponible en Barcelona y Madrid, pero la intención de Cookflat es expandirse a otras ciudades nacionales y extranjeras, siendo probablemente Málaga, París y Londres las próximas incorporaciones.

Foto cc por mtl2tky

Sobre el autor de este artículo

Miriam Castellanos