Medios tradicionales contra Internet, una batalla real en la Spanishrevolution

El 16 de mayo, tras una jornada de protesta impecable por las calles de Madrid, con unos mensajes que la gran mayoría de la población no dudaría en suscribir si se parase a escucharlos detenidamente, me detuve a explicar a los lectores de TICbeat cómo fue posible que esta convocatoria tuviese éxito sin el apoyo de partidos políticos, sindicatos o medios de comunicación. Sólo gracias a Internet y a las redes sociales.

Ya unos días antes, el silencio de los medios tradicionales era excesivo, teniendo en cuenta que se trataba de una convocatoria a nivel estatal. Continuó el y provocó que lo más espectacular fuese presenciar la explosión de rabia y de rebeldía durante el mismo 15 de mayo, el día que marca el inicio de esta Spanishrevolution.

Quien estuviese al tanto de Twitter el pasado domingo pudo comprobar que una gran “culpa” del éxito de esta protesta la tienen los propios medios. Que no hubiese una noticia al respecto, que las ediciones digitales no actualizasen o que apenas hubiese reporteros provocó la ira de todo el que apoyase o empatizase con la protesta. Los mensajes de denuncia eran cada vez más fuertes, más indignados y, a la vez, más retuiteados. Hasta convertirse en trending topic mundial. La prueba palpable de que estábamos ante una convocatoria de interés ninguneada por la prensa tradicional.

De la falta de información a la sobreinformación sin conocimiento

Es cierto, acabaron sacando la noticia, pero no tenían muy claro lo que estaba pasando. Ni quién era esa gente, ni qué pedía exactamente ni de dónde surgía su poder de convocatoria. Sólo acertaban a atisbar que Internet y las redes sociales tenían algo que ver, como había pasado meses atrás en diversos países africanos y asiáticos.

Al día siguiente hubo disturbios con la policía, un gancho para las grandes televisiones. Pero esta vez Internet también ha cambiado las cosas. La versión oficial, que coincide con la ofrecida por los grandes medios, chocaba directamente con las imágenes de las cámaras que hasta entonces retransmitían en streaming desde los lugares históricos de las ciudades, especialmente Madrid y Barcelona, colocadas para mostrar sus bondades. Unido a la facilidad para compartir contenido a tiempo real que tiene cualquier usuario surgieron versiones de conflicto que forzaron a los gobernantes a tomar medidas, como por ejemplo, apagar estas señales públicas (Barcelona) o desviar su enfoque (Madrid) para mostrar otra realidad.

Pero los vídeos de la SpanishRevolution en YouTube o uStrean no se detienen y han seguido mostrando otras versiones día a día, hasta el punto de ofrecer señal en directo de las acampadas que han surgido por todo el mapa nacional. Los blogs y los pequeños medios han puesto la voz a estos grupos populares y su palabra, directa y sin intermediarios, se ha ido extendiendo con más fuerza a cada impulso. Especialmente tras comprobar, denuncian los portavoces, que la mayoría de medios transmiten sus ideas de forma distorsionada.

El espectáculo del doble directo

El lunes 16 de mayo, mi sensación fue que las redes sociales habían logrado cambiar la agenda de los grandes medios. Cinco días más tarde cualquiera puede corroborarlo.

Los indignados, Democracia real ya, Toma la calle, Plaza Solución, SpanishRevolution, Jóvenes sin futuro… este movimiento con tantos nombres se ha convertido en portada de informativos y diarios, en el tema estrella de tertulias, en motivo de análisis de columnistas y en debate de los espacios de participación del usuario.

En solo 6 días, la fuerza, la voluntad de cambiar las cosas y la organización social han dado una lección al país y han demostrado a los grupos de poder, capaces de dirigir la agenda, que hay una gran grieta en la red que todavía no pueden controlar. La velocidad de las comunicaciones y la multiconexión entre personas es el entorno perfecto para que grupos discrepantes surjan, se organicen y prosperen.

Ahora mi miedo es que quienes tienen capacidad de legislar utilicen otros problemas y amenazas como los derechos de propiedad o los fallos de seguridad y las estafas online para endurecer las condiciones de la red. Echando un vistazo a las negociaciones del ACTA dejan ver que es fácil que se forme un “totum revolutum” de contenido que acabe perjudicando a la libertad de Internet. Estados Unidos ya ha dicho que utilizará todo su poder militar y económico contra sus “enemigos” en la Web.

Mantener la libertad y la Neutralidad de la red tendría que ser uno de los objetivos de esta Spanishrevolution que poco a poco parece convertirse en una Europeanrevolution. Lo saben, ha sido su plataforma de impulso.

Administrador Ticbeat- Pruebas y desarrollo www.ticbeat.com

Contenidos Relacionados

Top