Social Media

“En los medios sociales tienes éxito si cuidas la calidad”

Escrito por Raquel C. Pico

Antonio Cambronero fue uno de los primeros bloggers de España, lanzando su blog Blogpocket en 2001, y ahora es uno de los expertos en social media españoles. Cambronero acaba de lanzar su libro Manual imprescindible de Twitter, editado por Anaya, en el que da las claves para que cualquier usuario pueda manejar un perfil en la red social, desde un internauta sin mucho conocimiento de redes sociales o una empresa que está empezando a realizar marketing en Twitter.

-Tu libro demuestra que cualquiera puede lanzarse a sacar beneficio de una cuenta de Twitter. ¿Por qué crees que, a pesar de ser tan sencillo una vez que se conocen las reglas básicas, continúan existiendo pymes que no emplean Twitter y otras redes sociales para conectar con sus compradores?

Twitter no es un amor a primera vista ni siquiera para las organizaciones y empresas. Para sacarle partido a Twitter, como herramienta en una estrategia de marketing, no basta con las reglas básicas. Y también es cuestión de perspectiva temporal, es decir, obtener provecho de Twitter (como de otros medios sociales) no es inmediato. A veces, es cuestión de muchos meses. Y eso básicamente es lo que no se entiende. La estrategia de marketing debe ser también completa; es decir, marketing 2.0 y marketing tradicional complementándose.

-¿Es posible en este caso continuar viviendo apagado a redes sociales? ¿No pasa nada porque, por ejemplo, la peluquería de mi barrio siga sin estar en Twitter?

Una cosa es elegir vivir apagado, que es razonable, y otra negarse a ver la utilidad de los medios sociales (blogging, redes sociales, Twitter, etc.), en cualquier ámbito de la sociedad, por desconocimiento. El ser humano tiene por naturaleza miedo a lo desconocido. Falta mucha educación en nuestra sociedad relacionada con las nuevas tecnologías y ese es, fundamentalmente, el motivo para no utilizar Twitter o cualquier medio social. No pasa nada, efectivamente, si tu peluquería no tiene Twitter pero, como negocio (aunque sea pequeño), debería plantearse las ventajas de mantenerse en contacto con sus clientes y conocer a su competencia. Y Twitter es una extraordinaria herramienta para ello. Otra razón para que una empresa (grande o pequeña) esté en Twitter es que cualquier negocio debe estar donde está la gente y ahí hay 500 millones de clientes potenciales.

-¿Cuáles serían las reglas básicas que se deberían cumplir al entrar en Twitter con un perfil de empresa?

Yo diría que hay tres esenciales: primero, ser cercano (no eres un robot), reconocible y auténtico (por ejemplo, tienes que cuidar bien tu imagen, avatar, cabecera, fondo de tu página del perfil); segundo, escuchar a tus clientes y a la competencia, y, tercero, conversar con tus seguidores y aportarles contenido de valor (enlazar, retwittear, responder).

-¿Cuál es el principal error que comenten todos aquellos pequeños empresarios que se lanzan al social media? En tu libro hablas de que muchos lo hacen simplemente porque está de moda y que luego olvidan que la cuenta tiene unas obligaciones, como por ejemplo mantener una conversación.

Uno es creerse que los medios sociales siguen las mismas reglas que los medios tradicionales. Otro es no entender cómo funciona la web 2.0, que es democrática y con un enorme poder viral de difusión libre y sin intermediarios. Por poner una analogía, tus posibles clientes en los medios tradicionales eran niños a los que se les puede controlar y manipular; y hoy en los medios sociales son adultos y lo primero que hay que hacer es generar confianza para ganártelos.

-Muchos empresarios piensan además que Twitter tiene que servir únicamente para vender su mensaje, sea ese cuál sea, e intentan meter con calzador si es necesario lo que a ellos les interesa. ¿Cómo puede la pobre persona resposanble de redes sociales hacerle ver que no todo tiene cabida en Twitter?

Es verdad que en Twitter no cabe todo ni Twitter es para todo el mundo. No vale incluir a Twitter en una estrategia de marketing sin un objetivo perfectamente definido. Por ejemplo, Twitter no es para vender un producto directamente sino para establecer una comunidad de seguidores afines a tu marca y tus productos. Poco puede hacer el community manager sin la formación adecuada de los directivos. Lo primero que hay que hacer es enseñar a los directivos para hacerles ver esa diferencia: Twitter es básicamente para informarte, detectar tendencias y divulgar contenidos. Puedes vender indirectamente, y a medio-largo plazo, pero no es el clásico soporte publicitario.

-¿Y cómo puede conseguir una pequeña empresa convencer a un gran gurú o a un gran prescriptor en Twitter? ¿Cómo arrastrarlo a su conversación si no se tienen los recursos de las grandes firmas, que cuentan con ‘armadas’ de community managers y se pueden permitir eventos offline que afianzan la relación?

Otro error típico en medios sociales es creerse que todo es cuestión de cantidad. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. En los medios sociales tienes éxito si cuidas la calidad, tanto de tus contenidos como de tu timeline; es decir de la gente a la que sigues. Seguramente llamarás la atención de ese prescriptor mucho más si le ofreces contenidos de valor, acerca de su área de interés, que si despliegas un ejército de community managers sobre él y le inundas de mensajes spam. Los eventos offline tampoco está demostrado que sean la panacea. Si construyes bien tu marca (personal o corporativa) y una comunidad fiel e interesante alrededor de ella (sin necesidad de que sea tan numerosa) arrastrarás a los prescriptores que te interesen.

Foto @nomaders 

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico